Acusan a compañía francesa por deforestación de Amazonía

·2  min de lectura
Representantes de una comunidad indígena de Brasil protestan frente a un juzgado de París, el jueves 9 de junio de 2022, para exigir un juicio rápido para una cadena de supermercados francesa acusada de vender carne de res ligada a la deforestación y la apropiación de tierras en la selva amazónica. (AP Foto/Thibault Camus) (ASSOCIATED PRESS)

PARÍS (AP) — Grupos ambientalistas y representantes de la comunidad indígena de Brasil protestaron el jueves frente al principal juzgado de París, instando a un juicio rápido para una cadena de supermercados francesa acusada de vender carne de res ligada a la deforestación y la apropiación de tierras en la selva amazónica.

Varios representantes indígenas destacados se encuentran en París y Bruselas este mes para denunciar las amenazas internacionales a sus territorios y llamar la atención pública sobre las prácticas ganaderas en la Amazonía.

Grupos climáticos y activistas indígenas presentaron una demanda legal el año pasado contra Casino Group de Francia, que tiene supermercados en todo el mundo, acusándolo de violar los derechos humanos y las normas ambientales. La empresa ha dicho que “lucha activamente contra la deforestación vinculada a la ganadería en Brasil y Colombia”. Una audiencia está programada para el jueves en la que se fijará una fecha para un juicio.

Para el movimiento indígena, la demanda contra Casino Group es un intento de responsabilizar a alguien por comprar ganado que, dicen, se cría ilegalmente en su territorio, y los activistas advierten que las políticas del gobierno de ultraderecha del presidente brasileño Jair Bolsonaro amenazan aún más las tierras indígenas.

Desde que asumió el cargo en 2019, Bolsonaro ha dicho repetidamente que los pueblos indígenas tienen demasiada tierra y señaló que revisará las demarcaciones, pese a que tal medida está prohibida por la ley.

La ganadería es uno de los principales impulsores de la deforestación en la Amazonía brasileña, con niveles que alcanzaron máximos históricos a principios de este año. Más de 1.000 kilómetros cuadrados (casi 400 millas cuadradas) fueron deforestados en abril de este año, de acuerdo con alertas satelitales. El bioma posee alrededor de 57 millones de hectáreas (140,8 millones de acres) de pasto, un área ligeramente más grande que Francia, según MapBiomas, una red de organizaciones sin fines de lucro, universidades y nuevas empresas tecnológicas.

___

Fabiano Maisonnave contribuyó a este despacho desde Río de Janeiro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.