Acusan a afgano por asesinato de 2 musulmanes en N. México

·2  min de lectura
Esta foto sin fecha facilitada por la localidad City of Española muestra a Muhammad Afzaal Hussain, de 27 años, director de planeación y uso de tierras, asesinado en Albuquerque, Nuevo México, el 1 de agosto de 2022. (City of Española vía AP)
Esta foto sin fecha facilitada por la localidad City of Española muestra a Muhammad Afzaal Hussain, de 27 años, director de planeación y uso de tierras, asesinado en Albuquerque, Nuevo México, el 1 de agosto de 2022. (City of Española vía AP) (Uncredited / Associated Press)

La policía anunció el martes un avance en las pesquisas de los asesinatos de cuatro musulmanes en Albuquerque, Nuevo México, al acusar a un hombre originario de Afganistán de dos de los homicidios e identificarlo como el sospechoso principal en las otras muertes que desataron temores en la comunidad islámica de todo el país.

Muhammad Syed, de 51 años y que también es musulmán, fue detenido el día anterior después de que la policía le marcó el alto a más de 160 kilómetros (100 millas) de distancia, dijeron las autoridades.

Tres de las cuatro emboscadas a tiros sucedieron en las últimas dos semanas. El jefe de la policía, Harold Medina, dijo que aún se desconocía si los homicidios debían clasificarse como delitos de odio o asesinatos seriales, o las dos cosas.

Los investigadores recibieron información de la comunidad islámica de la ciudad que apuntaba a Syed, quien ha vivido en Estados Unidos desde hace unos cinco años, dijo la policía.

La policía buscaba posibles motivos, incluyendo un “conflicto interpersonal”.

Cuando le preguntaron específicamente si Syed, un musulmán suní, estaba furioso de que su hija se hubiera casado con un musulmán chií, el comandante adjunto de la policía, Kyle Hartsock, no respondió de forma directa. Dijo que “aún se investigan a fondo los motivos para entender cuáles son”.

Ahmad Assed, presidente del Centro Islámico de Nuevo México, reconoció que “hubo un matrimonio” pero pidió no hacer conjeturas sobre los motivos del detenido, que afirmó asistía “ocasionalmente” a la mezquita de ese lugar.

“Saber dónde estábamos hace unos días y dónde nos encontramos hoy nos brinda un increíble suspiro de alivio”, señaló. “Hay vidas que dieron un vuelco”.

Al momento desconoce la naturaleza exacta de las relaciones entre Syed y las víctimas y entre ellas mismas. Pero la policía dijo que continúa investigando cómo se cruzaron sus caminos antes de los asesinatos.

Los homicidios llamaron la atención del presidente Joe Biden, quien afirmó que ese tipo de ataques “no tienen cabida en Estados Unidos”. Los crímenes también estremecieron a las comunidades islámicas de todo el país. Algunas personas cuestionaron su seguridad y restringieron sus movimientos.

Cuando se le informó la noticia, Muhammad Imtiaz Hussain, hermano de una de las víctimas, Muhammad Afzaal Hussain, dijo que se sentía más tranquilo, pero necesitaba saber más sobre el sospechoso y el motivo.

“Esto nos da esperanza de que la verdad salga a la luz”, dijo. “Necesitamos saber el por qué”.

Se desconoce de momento si Syed ya tenía abogado para que hiciera declaraciones al respecto.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.