Acusan a una madre y a su esposo, obsesionados con apocalipsis y zombies, del asesinato de sus hijos

·4  min de lectura

Un horrible y truculento caso criminal ha dado un paso judicial clave en Idaho. Allí, en septiembre de 2019 desaparecieron dos menores, Tylee Ryan, de 17 años (16 según algunas fuentes), y Joshua ‘JJ’ Vallow, de 7. Desde entonces se desconocía el destino de los menores y se temía lo peor.

Pero, también desde el primer momento, la madre de los desaparecidos y su esposo (que no es el padre de ellos) se comportaron de manera extraña. Por ejemplo, narró el HuffPost, mientras la policía buscaba activamente a los niños desaparecidos en Idaho, Lori Vallow-Daybell, la madre, y Chad Daybell, su esposo, se mudaron a Hawaii y, de acuerdo a las autoridades, ambos no cooperaban con la investigación e incluso proporcionaron información falsa sobre el posible paradero de los menores.

Chad Daybell y Lori Vallow-Daybell fueron acusados del asesinato en primer grado de los dos hijos de ella. (Captura de pantalla / NBC News)
Chad Daybell y Lori Vallow-Daybell fueron acusados del asesinato en primer grado de los dos hijos de ella. (Captura de pantalla / NBC News)

También llamó la atención que esa pareja tenía extrañas creencias, una mezcla de religiosidad apocalíptica y fantasía febril. Por ejemplo, indica el Huff Post, Daybell había escrito libros sobre “el retorno de Cristo a la Tierra” y decía tener visiones provenientes del más allá. Vallow-Daybell, se afirma, le llegó a decir a una amiga que sus hijos se habían vuelto zombies y que para echar el “espíritu oscuro” de una persona no había otra opción que matarla.

Ambos al parecer, se indica, estaban “obsesionados con la vida después de la muerte” y Vallow-Daybell aparentemente cree haber tenido vidas previas en otros planetas.

Todo ello sería meramente extraño, excéntrico o disparatado si no fuera porque, de acuerdo a las autoridades, tiene un cruento contexto criminal.

Una cadena de asesinatos y otros crímenes

Las autoridades hallaron los cuerpos de los dos menores enterrados en una propiedad de Daybell y él y su Vallow-Daybell fueron arrestados y acusados de asesinato en primer grado.

Al horror de que una madre participe en el asesinato de sus propios hijos se suman otras perturbadoras revelaciones. Daybell también ha sido acusado del asesinato de su esposa anterior, Tammy Daybell, de quien inicialmente se pensó que había muerto mientras dormía, pero que las autoridades ahora consideran un crimen, que habría sucedido solo dos semanas antes de que los acusados se mudaran a Hawaii y también poco después de la desaparición y muerte de los menores.

Joshua Vallow y Tylee Ryan, hijos de Lori Vallow-Daybell, desaparecieron en septiembre de 2019 en Idaho. Sus cuerpos fueron luego hallados enterrados en casa de su padrastro, y él y su madre fueron acusados del asesinato. (Captura de pantalla / NBC News)
Joshua Vallow y Tylee Ryan, hijos de Lori Vallow-Daybell, desaparecieron en septiembre de 2019 en Idaho. Sus cuerpos fueron luego hallados enterrados en casa de su padrastro, y él y su madre fueron acusados del asesinato. (Captura de pantalla / NBC News)

Los padres, acusados formalmente

De acuerdo a la televisora NBC News, la acusación contra la pareja indica que ellos “avalaron y adoptaron creencias religiosas con el propósito de incitar y/o justificar los asesinatos” tanto de los dos hijos de Vallow-Daybell como de la exesposa de Daybell.

Por si fuera poco, el exesposo de Vallow-Daybell, quien llegó a decir, según el Huff Post, que ella necesitaba ayuda psiquiátrica y buscó que se le diera atención, murió baleado por el propio hermano de Vallow-Daybell, Alex Cox, en un incidente que fue determinado como defensa propia. Cox murió de causas naturales en diciembre de 2019, pero se cree que estuvo implicado en la desaparición de los cadáveres de sus sobrinos.

Por añadidura, Vallow-Daybell está acusada de robo de beneficios del seguro social tras la desaparición de sus hijos y Daybell enfrenta cargos de fraude porque habría cobrado un seguro de vida de su exesposa Tammy luego de que ella murió.

Los cargos son tan graves, sobre todo la muerte de los dos menores, que ambos enfrentan la posibilidad de ser sentenciados a muerte o a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

No es claro aún cuál será la determinación de la justicia pues el juicio está en proceso y las investigaciones continúan. Pero ciertamente se trata de un caso que, por lo que se sabe, implicaría que los acusados actuaron con notoria alteración mental, crueldad y sangre fría, incluso contra menores de su propia familia.

También te puede interesar:

VIDEO | Denuncian que puente de la CDMX se está desmoronando