Acusan a 10 exjugadores de NFL de fraude a programa médico

MICHAEL BALSAMO
ARCHIVO - En imagen de archivo del 15 de enero de 2014, el cornerback Carlos Rogers, de los 49ers de San Francisco, ajusta su casco durante una sesión en el complejo para entrenamientos del equipo, en Santa Clara, California. (AP Foto/Jeff Chiu, archivo)

WASHINGTON (AP) — Diez exjugadores de la NFL han sido formalmente acusados de participar en un plan multimillonario para cometer fraude al programa de atención médica de la liga en el que solicitaron reembolsos falsos por equipo médico, incluyendo aparatos usados en caballos, informó el Departamento de Justicia el jueves.

Los jugadores fueron acusados en dos imputaciones separadas que fueron presentadas en una corte federal en Kentucky, y en las que se les acusa de conspiración, fraude electrónico y fraude al servicio médico. La fiscalía alega que entregaron cuatro millones de dólares en reclamaciones falsas que llevaron a indemnizaciones de aproximadamente 3,4 millones de dólares entre junio de 2017 y diciembre de 2018.

Entre los acusados se encuentran cinco exjugadores de los Redskins de Washington, incluyendo a Clinton Portis y Carlos Rogers.

Los fiscales señalan que los jugadores utilizaron el Plan de Reembolso de Gastos Médicos Gene Upshaw para Jugadores de la NFL, que fue establecido como parte de un acuerdo de negociación colectiva en 2006. El programa ofrece reembolsos libres de impuestos de gastos extras de atención médica que no son cubiertos por el seguro y que fueron realizados por exjugadores, sus esposas y dependientes.

“Como se señala en las imputaciones, un grupo de exjugadores descaradamente defraudó al plan al solicitar reembolsos por costoso equipo médico que nunca compró”, indicó el fiscal general asistente Brian Benczkowski, que dirige la división de lo penal del Departamento de Justicia.

Los jugadores aseguraron haber comprado cámaras hiperbáricas, equipos de ultrasonido y aparatos de terapia electromagnética que estaban diseñados para su uso en caballos, detalló Benczkowski.

La fiscalía sostiene que los presuntos cabecillas del grupo, Robert McCune y Cornell Buckhalter _quien al parecer luego se separó a fin de crear su propia red similar_ reclutaban a exjugadores ofreciéndoles la entrega de reclamaciones falsas al plan de atención médica. Los líderes del grupo luego exigirían miles de dólares en sobornos por cada solicitud falsa, de acuerdo con la fiscalía.

El FBI arrestó el jueves en la mañana a cuatro de los imputados: McCune, Rogers, John Eubanks y Ceandris Brown. Otros seis acordaron entregarse a las autoridades, dijo el Departamento de Justicia, a decir, James Butler, Fredrick Bennett, Etric Pruitt, Tamarick Vanover, Portis y Buckhalter.

El Departamento de Justicia también entregó documentos judiciales en Kentucky y señaló que tiene previsto presentar cargos contra otros dos jugadores, entre ellos Joe Horn, wide receiver de los Saints de Nueva Orleáns que jugó cuatro veces el Pro Bowl y Donald “Reché” Caldwell.

La investigación continúa, pero como el ardid implica solo a exjugadores, la fiscalía no tiene previsto presentar cargos contra jugadores activos de la NFL, afirmó Benczkowski.

El abogado de Portis, Mark Dycio, dijo que su cliente “no tenía conocimiento de que era ilegal su participación en lo que el creía era un programa de reembolso de seguro médico avalado por la NFL”.

“Él quedo totalmente sorprendido de la imputación formal y procederá a limpiar su buen nombre y los de sus compañeros ex jugadores de la NFL”, afirmó Dycio.