Acusados de escándalo piden corrección a diario de Vaticano

·2  min de lectura

ROMA (AP) — Los abogados de los acusados en un enorme escándalo financiero en el Vaticano pidieron el viernes al diario de la Santa Sede que publique una corrección, luego que publicó un editorial en primera plana defendiendo la investigación y afirmando que fueron respetados los derechos de la defensa.

La carta, dirigida al director del diario L’Osservatore Romano, Andrea Monda, fue firmado por ocho abogados defensores. Fue en respuesta al editorial publicado el 20 de diciembre, firmado por el director editorial de la Santa Sede, Andrea Tornielli.

El juicio se centra en una inversión de 350 millones de euros (casi 400 millones de dólares) que hizo el Vaticano en unas propiedades en Londres, aunque se ha ampliado y abarca ahora otros supuestos delitos financieros. Los fiscales en el Vaticano acusan a financistas italianos, funcionarios del Vaticano y supuestos analistas en temas de seguridad de desfalcar a la Santa Sede, mayormente donaciones realizadas por fieles católicos.

Desde que se abrieron las causas judiciales en julio, los abogados de los 10 acusados han objetado a una serie de medidas y omisiones por parte de la fiscalía que, según dicen, les impiden montar una defensa eficaz. Mencionan la negativa de la fiscalía a devolver todas las evidencias y a interrogar a los sospechosos en torno a todas las acusaciones durante la fase investigativa del caso.

En decisiones preliminares, el presidente del tribunal básicamente ha coincidido con la defensa, ordenando a la fiscalía a mostrar todas las evidencias, anulando las causas contra cuatro de los acusados y esencialmente, obligando a la fiscalía a comenzar desde cero.

En su editorial, Tornielli enfatizó que la investigación de dos años constituye el caso más grande y más complicado jamás considerado por ese tribunal. El hecho de que comenzó a raíz de controles internos lo convierte “en una verdadera prueba para el sistema judicial de la ciudad-estado del Vaticano”, escribió.

Tornielli reconoció que el código penal de 1913 usado en el juicio ha creado “problemas objetivos” y que los fiscales del Vaticano “con frecuencia han tenido que enfrentar temas complicados que no tienen precedente” en el sistema judicial del territorio. Pero insistió en que el derecho a un juicio justo, consagrado en una ley del Vaticano de 2013, está garantizado.

Los abogados de la defensa discreparon y pidieron a Monda publicar su versión de los hechos.

El editorial “no corresponde a la realidad del juicio” y parece ser un esfuerzo por “normalizar las múltiples violaciones de proceso”, escribieron los abogados.

Las “dimensiones” del caso y el uso de evidencias computarizadas son hoy en día normales en la profesión legal y “no afectan el respeto a las garantías para la defensa”, añadieron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.