Los acusados por los atentados del 9/11 en el juicio que se reanuda en Guantánamo

·4  min de lectura
Un letrero de Camp Justice en la Base Naval de Guantánamo, Cuba, el 7 de septiembre de 2021 (AFP/Paul Handley)

El juicio contra cinco hombres acusados de participar en los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos avanza muy lentamente en las comisiones militares de la bahía de Guantánamo.

Desde el anuncio de los cargos en febrero de 2008, el caso fue primero desestimado y luego readmitido. La primera audiencia fue el 5 de mayo de 2012.

Desde entonces hubo decenas de instancias, todas en la fase previa al juicio. Tras una interrupción de 17 meses por la pandemia de covid-19, el caso se reaunda este martes con un nuevo juez en una corte de alta seguridad en la base naval que Estados Unidos mantiene en el sureste de Cuba.

La defensa intenta demostrar que las pruebas presentadas por el gobierno están teñidas por la tortura a la que fueron sometidos los acusados mientras estuvieron bajo custodia de la CIA.

Los cinco hombres afrontan cargos por conspiración, terrorismo y el asesinato de 2.976 personas en los atentados, que les podrían significar la pena de muerte.

Khalid Sheikh Mohamed

Mohamed, apodado "KSM", es considerado el cerebro del 9/11. Se cree que este pakistaní de 56 años, criado en Kuwait, fue el primero en proponer a Osama bin Laden, en 1996, estrellar aviones en Estados Unidos.

Graduado de una universidad estadounidense, trabajó para el gobierno de Catar a comienzos de los años 90, cuando empezó a tramar conspiraciones con su sobrino Ramzi Yousef, quien detonó una bomba en el World Trade Center de Nueva York en 1996.

En 1994 ambos planearon explotar aviones con destino a Estados Unidos desde Filipinas, pero el primer intento falló: Yousef fue arrestado en Pakistán y extraditado a Estados Unidos.

Cuando Bin Laden aprobó el plan de los atentados del 9/11, Mohamed estuvo a cargo. Fue capturado en Rawalpindi, Pakistán, en marzo de 2003 y llevado por la CIA a lugares secretos en Afganistán y Polonia donde fue interrogado y torturado a lo largo de cuatro semanas.

En septiembre de 2006 fue enviado a Guantánamo. Un año después, en una audiencia a puerta cerrada, dijo no solo ser responsable del 9/11 sino otros atentados, como los de Bali y Kenia, y del asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl.

Ramzi Bin al Shibh

Al Shibh entrenó en un campo de Al Qaida en Afganistán junto a otros participantes del 9/11 en 1999 y se convirtió en parte de la "Célula de Hamburgo", que integraban Mohamad Atta, considerado el líder de los secuestradores, y otros dos.

Nacido en Yemen hace 49 años, Shibh no logró obtener la visa estadounidense para participar en los secuestros, pero participó en la coordinación entre esa célula y Al Qaida.

Fue capturado en Karachi, Pakistán, el 11 de septiembre de 2002. Durante los siguientes cuatro años estuvo en varias instalaciones secretas de la CIA, donde fue torturado.

En 2006 fue transferido a Guantánamo y sus abogados alegan que sufre gravemente por efecto de la tortura y el propio gobierno estadounidense lo declaró psicótico.

Walid bin Attash

Attash, de 43 años, un alto dirigente de Al Qaida, ayudó a Mohamed a planear los ataques del 9/11.

Nativo de Yemen, viajó a Afganistán y Tayikistán a comienzos de los años 90 para enfrentar a los soviéticos y perdió parte de su pierna derecha en Afganistán en 1996.

Antes del 9/11 tomó vuelos de aerolíneas estadounidenses en el sudeste asiático para probar la seguridad y, potencialmente, secuestrar y estrellar alguno de ellos.

También habría adquirido los explosivos usados en el atentado suicida de octubre de 2000 contra el destructor de la armada estadounidense USS Cole, que dejó 17 muertos.

Ammar al Baluchi o Ali Abdul Aziz Ali

Es ciudadano pakistaní originario de Kuwait y sobrino de Khalid Sheikh Mohamed. Habría preparado a los secuestradores para desenvolverse en la cultura occidental y colaborado con los itinerarios de viaje y transferencias de dinero para la operación.

Capturado en Rawalpindi en abril de 2003, fue sometido a torturas por parte de la CIA, que lo mantuvo bajo custodia por 40 meses antes de transferirlo a Guantánamo.

Sus abogados aseguran que durante los interrogatorios fue repetidamente lanzado contra una pared, algo que le ocasionó un significativo daño cerebral certificado por médicos.

Mustafa al Hawsawi

Oriundo de Arabia Saudí, Hawsawi, de 53 años, habría ayudado en los preparativos del 9/11 y habría transferido dinero a los secuestradores junto con Baluchi.

Fue capturado en Rawalpindi en marzo de 2003, sometido a crueles interrogatorios de la CIA y retenido en lugares secretos hasta que fue enviado a Guantánamo en septiembre de 2006.

Sus abogados sostienen que sufrió daño rectal debido a las torturas de sus captores.

pmh/dw/ag/yow/yo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.