Acusado del mayor escándalo de corrupción en la Armada de EUA escapa de prisión

·2  min de lectura

El contratista militar, Leonard Francis, que se declaró culpable en el peor escándalo de corrupción de la Armada de Estados Unidos escapó de su arresto domiciliario en San Diego, informó este lunes el Cuerpo de Alguaciles estadounidense.

Leonard Francis cortó su tobillera de monitoreo con GPS el domingo en la mañana”, dijo a la AFP Omar Castillo, supervisor adjunto del Cuerpo de Alguaciles.

Conocido como “Fat Leonard“, Francis tenía que recibir sentencia el 22 de septiembre, según medios estadounidenses.

El hombre de nacionalidad malaya dirigió una empresa contratista militar en Singapur y se declaró culpable en 2015 de ofrecer 500,000 dólares en sobornos a funcionarios de la Armada para desviar contratos hacia sus astilleros y vender embarcaciones con sobreprecios de hasta 35 millones de dólares, según los fiscales.

La policía fue enviada a su residencia en San Diego al notar que su tobillera de rastreo reportaba problemas, dijo Castillo, para luego “verificar que ya no estaba allí”.

LEONARD FRANCIS SE DECLARÓ CULPABLE

El diario San Diego Union-Tribune reportó que el dispositivo de GPS fue encontrado en la vivienda. Los vecinos informaron haber visto vehículos de mundanza circulando en la propiedad en los días previos a su escape.

Los oficiales llegaron y entraron en la casa a través de una puerta no segura en un patio central y encontraron la casa vacía. Solamente pudieron ubicar el brazalete GPS cizallado dejado atrás, según la policía y los alguaciles.

“El juez de distrito Janis Sammartino había pedido seguridad constante las 24 horas del día en la casa de Francis. La seguridad fue proporcionada por una empresa privada nombrada, con Francis pagando la factura.

“La ubicación ha sido un secreto guardado durante mucho tiempo, incluso de abogados defensores que defendían a otros implicados en el escándalo, que habían pedido repetidamente más información sobre sus arreglos de vida”, informó San Diego Union-Tribune.

Francis fue arrestado en 2013 y se declaró culpable dos años después. Debido a problemas de salud, incluido un cáncer de riñón, permanecía en detención domiciliaria desde 2018 y cooperaba con los fiscales en calidad de testigo.

Tres de los hijos de Francis habían estado viviendo con él, aunque no estaba claro si lo estaban el domingo. El abogado defensor de Francis, Devin Burstein, se negó a comentar este lunes cuando se le contactó por teléfono. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Prohibición del aborto se extiende a tres estados más de EUA

EUA: por la pandemia cae nivel de matemáticas y lectura

EUA autoriza nueva versión de vacunas anticovid-19 contra ómicron