Acusado se declara culpable en caso de socios de Giuliani

LARRY NEUMEISTER
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 17 de octubre de 2019, David Correia sale de la corte federal en Nueva York. Correia, un empresario de Florida que contrató a Rudy Giuliani, abogado del presidente Donald Trump, para dar credibilidad a una empresa presuntamente de lucha contra el fraude y que según las autoridades resultó ser fraudulenta, se declaró culpable el jueves 19 de octubre de 2020. (AP Foto/Craig Ruttle, File)
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 17 de octubre de 2019, David Correia sale de la corte federal en Nueva York. Correia, un empresario de Florida que contrató a Rudy Giuliani, abogado del presidente Donald Trump, para dar credibilidad a una empresa presuntamente de lucha contra el fraude y que según las autoridades resultó ser fraudulenta, se declaró culpable el jueves 19 de octubre de 2020. (AP Foto/Craig Ruttle, File)

NUEVA YORK (AP) — Un empresario de Florida que contrató a Rudy Giuliani, abogado del presidente Donald Trump, para dar credibilidad a una empresa presuntamente de lucha contra el fraude y que según las autoridades resultó ser fraudulenta, se declaró culpable el jueves.

David Correia, un exgolfista profesional de 45 años, se declaró culpable de mentir a la Comisión Electoral Federal y de asociación ilícita para cometer fraude electrónico. Correia compareció por video ante el juez federal J. Paul Oetken en Manhattan, quien fijó la fecha para dictar sentencia el 8 de febrero.

El fraude electrónico corresponde a una empresa con sede en Florida llamada Fraud Guarantee, creada en 2013 para proteger a inversionistas de fraude. Como parte de su declaración, Correia aceptó una condena de unos tres años de prisión, acorde con las normas federales.

La acusación directamente relacionada con Fraud Guarantee fue agregada el mes pasado a un caso penal más amplio que implica a dos hombres, Lev Parnas e Igor Fruman, quienes colaboraron con Giuliani para tratar de conseguir que las autoridades ucranianas investigaran al hijo del candidato presidencial demócrata Joe Biden.

Al presentar su declaración en una videoconferencia debido a la pandemia, Correia reconoció que sabía que estaba cometiendo varios delitos graves.

Parnas y Fruman, junto con Correia y un cuarto individuo, fueron acusados de hacer donaciones ilegales a políticos que en su opinión podrían favorecer sus intereses políticos y empresariales. Giuliani ha dicho que desconocía las donaciones y no lo han acusado. Parnas y Fruman se han declarado inocentes.

Correia y Parnas acordaron pagarle a Giuliani —exalcalde republicano de Nueva York— 500.000 dólares en honorarios de asesor para Fraud Guarantee.

Correia, propietario de la vivienda que comparte con su esposa en West Palm Beach, Florida, es el único acusado en el caso que nació en Estados Unidos.