El acusado Abdeslam critica un proceso "injusto" por los atentados de Bruselas

·3  min de lectura

Bruselas, 12 sep (EFE).- Salah Abdeslam, uno de los principales acusados por los atentados del 22 de marzo de 2016 contra el aeropuerto y el metro de Bruselas en los que murieron 32 personas, consideró que el juicio por esos hechos comienza "de manera injusta" y se negó a comparecer en la audiencia preliminar que se celebra hoy.

El procedimiento propiamente dicho se iniciará el próximo 10 de octubre, con la selección del jurado, y el 13 de octubre tendrán lugar los primeros debates.

Sin embargo, este lunes se celebra una audiencia preliminar en la que se configura la lista de testigos que comparecerán en el proceso y se abordan los elementos de procedimiento, incluida la polémica sobre las cajas de cristal cerradas e individuales en las que los acusados estarán durante el juicio.

En referencia a esas cajas de cristal, precisamente, Abdeslam declaró que el proceso judicial "comienza de manera injusta".

En la sala principal se han instalado unos habitáculos de cristal blindado para los acusados que han sido criticados por sus abogados, al disponer solo de un dispositivo de aireación y de un pequeño espacio para pasar los documentos.

La presidenta del tribunal deberá resolver sobre la apertura o no de esos compartimentos que, según la policía, son la única manera de garantizar una seguridad óptima, informó la agencia Belga.

Aunque hay diez acusados en el caso, en el juicio solo comparecerán nueve, ya que se cree que Osama Atar, sospechoso de ser el responsable de la célula terrorista que cometió los atentados y en paradero desconocido, podría haber fallecido en Siria.

Los otros nueve estuvieron presentes al inicio de la vista preliminar de este lunes, pero después de que la presidenta del tribunal les preguntara si querían seguir la audiencia o ser representados solo por sus abogados, seis de ellos decidieron abandonar la sala.

Así, dejaron la audiencia Mohamed Abrini, Osama Krayem, Sofien Ayari, Ali El Haddad Asufi y Smail Farisi.

Salah Abdeslam, único superviviente de los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, aseguró en un primer momento que permanecería en la sala, pero después de que cinco acusados más optaran por dejar la audiencia, dijo que se negaba a comparecer "por solidaridad" con sus compañeros.

Así, siguieron la vista preliminar en la sala Bilal El Makhoukhi, Hervé Bayingana Muhirwa e Ibrahim Farisi.

Durante la vista, los abogados de la defensa criticaron la instalación de las cajas individuales de cristal por considerar que violan la presunción de inocencia y suponen un tratamiento inhumano.

"No son ganado, son seres humanos", aseguró Stanislas Eskenazi, abogado de Abrini.

El 22 de marzo de 2016 se produjeron dos primeras explosiones con un intervalo de varios segundos en el aeropuerto de Zaventem, cercano a Bruselas, hacia las 07.00 GMT en la zona de mostradores de facturación de Brussels Airlines y American Airlines.

Allí murieron 16 personas y un centenar resultaron heridas.

En la estación de Maalbeek, a escasos doscientos metros de la sede de la Comisión Europea (CE), una tercera explosión tuvo lugar una hora más tarde, que mató a otras 16 personas e hirió a otro centenar.

(c) Agencia EFE