Acusada por su manejo de la pandemia, Amazon contraataca ante justicia de EEUU

·2  min de lectura

Amazon presentó una demanda este viernes contra la fiscal del estado estadounidense de Nueva York, Letitia James, quien acusó y amenazó con una demanda a la compañía por considerar que fue negligente en la protección de sus empleados durante la pandemia.

En la última primavera boreal se desarrollaron varias manifestaciones frente a un establecimiento de Amazon en Staten Island, y los empleados criticaron a la gerencia por no haberlos protegido lo suficiente contra el covid-19.

Amazon aseguró entonces haber hecho más de lo necesario para limitar los riesgos de contagio, estableciendo distancias de seguridad entre los empleados y triplicando la frecuencia de limpieza del local.

La fiscal James anunció entonces que abriría una investigación. A finales de abril, envió una carta al gigante del comercio electrónico, tras concluir que las medidas de protección eran "inadecuadas".

La líder de la Fiscalía del Estado de Nueva York indicó que la investigación continuaría, y se reservó la posibilidad de acudir posteriormente a un juez.

En el documento presentado el viernes en la corte federal de Brooklyn, Amazon acusa a James de no haber tenido en cuenta los elementos aportados por el grupo, pero también de haberla sometido a una especie de chantaje.

La fiscal exigió a la empresa una serie de concesiones, y en caso de que no lo hiciera, demandaría a Amazon en los tribunales.

Muchas de estas solicitudes, señala Amazon en el documento, "no tienen relación con la salud y seguridad" de los empleados y "no tienen base legal".

James exigió, entre otras cosas, que la plataforma redistribuyera una mayor parte de sus ganancias, que subsidiara al transporte público o disminuyera su ritmo de trabajo e indicadores de desempeño.

Amazon afirma haber propuesto estos subsidios, pero se topó con la negativa de las autoridades de transporte de Nueva York. La compañía también afirma haber reducido su ritmo de trabajo dadas las limitaciones de la pandemia.

El gigante del comercio electrónico está pidiendo a un juez federal que dictamine que la fiscal de Nueva York no tiene jurisdicción para llevar estos asuntos a los tribunales.

"Durante esta pandemia, los empleados de Amazon se han visto obligados a trabajar en condiciones peligrosas, incluso cuando el grupo y su gerente general cosecharon miles de millones", respondió James, en un comunicado difundido el viernes.

"No nos dejaremos intimidar por nadie, especialmente las empresas brutales que priorizan las ganancias por encima de la salud y seguridad de los trabajadores", agregó.

James indicó que se estudiarán "todas las vías legales", aunque no precisó si acudiría a los tribunales.

tu/mls/yo