Acusaciones y cruces entre Nicolás Kreplak y el intendente Diego Valenzuela por un vacunatorio en Tres de Febrero

·2  min de lectura
Kreplak y Valenzuela (desde la pantalla), en una reunión con Kicillof
MARIANO SANDA

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, y el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, se cruzaron por la situación económica y edilicia del Club Ciudadela Norte, que cedió sus instalaciones para el operativo provincial de vacunación contra el Covid-19. El jefe comunal afirmó que el distrito pagó una deuda del club por servicios impagos que, según subrayó, eran responsabilidad del gobierno bonaerense. El viernes, el titular de la cartera sanitaria provincial había señalado que el gobierno de Axel Kicillof se hace cargo de “todo lo necesario para que la vacunación sea posible” y acusó a Valenzuela de “avaricia”.

El detonante de la polémica fue un comunicado de los concejales del bloque de Juntos en Tres de Febrero, en el que subrayaron que, “luego de seis meses, el club contrajo una deuda de $135.517,94 en servicios públicos”. En ese texto, los ediles señalaron: “La Municipalidad de Tres de Febrero solicitó al Ministerio de Salud provincial que asuma la deuda, pero la respuesta fue negativa, por lo que el municipio otorgó un subsidio al club para que siga funcionando”.

Kreplak respondió el viernes, a través de su cuenta de la red social Twitter. “Esto demuestra la falta de compromiso con la salud y la avaricia del intendente Valenzuela. La Provincia de Buenos Aires garantiza todo lo necesario para que la vacunación sea posible, desde las vacunas hasta el agua. Pero en Tres de Febrero el municipio no colabora en nada. Macrismo explícito”, reprochó el ministro de Salud.

“¿Por qué no se le pregunta a Kreplak si se hizo cargo de los servicios del club, que les correspondía pagar? Los pagó la municipalidad. La única verdad es la realidad”, resaltó Valenzuela.

Mauricio Macri volvió a recusar al juez Martín Bava, dos días antes de la nueva indagatoria

El municipio de Tres de Febrero hizo público este lunes un comunicado en el que, además de la deuda por servicios, aseguró que el Club Ciudadela Norte quedó en malas condiciones tras el operativo de vacunación: “No solo se fueron sin pagar los servicios básicos, con todo lo que eso significa para un club de barrio que la pelea todos los días y que además cedió su espacio solidariamente para esta campaña nacional, sino que dejaron sus instalaciones en muy malas condiciones”.

En el comunicado municipal, se afirmó que Tres de Febrero ofreció al gobierno provincial “gimnasios y hasta vacunadores municipales”, y se cuestionó a Kreplak porque “ahora reclama la colaboración que siempre rechazó”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.