Nueva acusación de una fiscal al Grupo Macri por el Correo Argentino

El presidente argentino, Mauricio Macri, en un acto en Washington, el 27 de abril de 2017 (AFP | Mandel Ngan)

Una fiscal argentina acusó al Correo Argentino, propiedad de la familia del presidente Mauricio Macri, de intentar vaciar las cuentas de esa compañía en beneficio de otras firmas de ese grupo y en perjuicio del Estado, informó el sábado el Ministerio Público Fiscal.

El grupo Macri tuvo la concesión del Correo Argentino entre 1997 y 2003, cuando fue reestatizado el servicio postal, dos años después de que la empresa se presentara en concurso de acreedores.

En febrero pasado, la misma fiscal general de la Cámara en lo Comercial (apelaciones), Gabriela Boquín, consideró "ruinoso", "abusivo" e "inadmisible" un acuerdo firmado en junio de 2016 entre la empresa y el gobierno por una deuda millonaria contraída por Franco Macri, padre del presidente.

Tras estallar la polémica, el gobierno dio marcha atrás y pidió 120 días a la Justicia para dictar decretos que regularan los potenciales conflictos de intereses, aún pendiente de resolución.

En el nuevo dictamen, publicado este sábado por el portal Fiscales del Ministerio Público, Boquín responsabilizó al Correo por su "actuación dilatoria" y a la jueza del concurso, Marta Cirulli, por no haber cerrado el caso en 16 años.

La fiscal acusó además al Correo de intentar vaciar las cuentas bancarias en dólares y en pesos que estaban a nombre del concurso, para desviarlas a otros negocios del Grupo.

Entre el 19 de mayo y el 5 de diciembre de 2016, el Correo "transfirió un total de 1.645.923,2 pesos (106.200 USD) y la suma de 185.213,59 dólares", destacó la fiscal en su dictamen.

Sostuvo que la mayoría de esos fondos "habrían tenido como beneficiario final las arcas de las (empresas) controlantes de la concursada (Correo), Socma-Sideco", propiedad de la familia Macri.

Según el dictamen, las transferencias habían sido denegadas por la misma jueza antes de 2016 y cesaron desde que se hizo público el polémico acuerdo, luego anulado.

Boquín había dicho que el acuerdo era "equiparable a una condonación del 98%" de la deuda estimada en más de 4.000 millones de dólares actualmente, aunque en el acuerdo solo se reconocía los 300 millones de pesos de deuda inicial que en 2001 equivalían a la misma cantidad en dólares.

Al ordenar "volver a foja cero" el expediente, Macri, que asumió en diciembre de 2015, negó haber incurrido en conflicto de intereses.

Las acciones de la empresa Socma (Sociedad Macri) fueron transferidas por su líder Franco Macri a sus hijos, entre ellos Mauricio, que a su vez cedió en 2008 sus acciones a sus hijos.

El poderoso grupo tiene presencia en sectores como el metalúrgico, de la construcción, ingeniería, aeronáutico, agrario y metalúrgico.