Acuerdo histórico del G-7 para un impuesto mundial para las grandes empresas de “al menos el 15%”

·4  min de lectura
Emmanuel Macron y Angela Merkel estuvieron reunidos esta semana
Getty Images

WASHINGTON.– El primer encuentro cara a cara de los ministros de Finanzas de las naciones más poderosas del planeta, que se realizó en Londres, dejó un primer acuerdo histórico para la economía pospandemia: el G-7 decidió fijar un piso global del 15% para el impuesto a las ganancias que pagan las corporaciones, una medida que busca terminar con una guerra de recortes impositivos en las economías desarrolladas, además de que las compañías paguen más impuestos en los mercados donde venden bienes y servicios.

El nuevo acuerdo implicará que multinacionales tecnológicas como Amazon, Google y Facebook, que respaldaron la reforma propuesta por los gobiernos, podrían terminar pagando más en impuestos por sus ganancias.

Los campeones del mundo no quisieron más vacunas. Por Francisco Olivera

Tras años de debate, los ministros de Economía del G-7 alcanzaron un acuerdo histórico para reformar el sistema fiscal mundial y adaptarlo a la era digital global”, dijo el ministro de Economía británico, Rishi Sunak, tras presidir una reunión de dos días en Londres que se celebró en una mansión del siglo XIX, cerca del Palacio de Buckingham. “Este es el primer paso, se trata de un acuerdo alcanzado en el G-7. Todavía tenemos que ir al G-20 y llegar a un acuerdo con un grupo más amplio de países, por lo que es difícil decir dónde terminará el acuerdo final”, agregó.

La idea de establecer un piso global al impuesto a la renta de las corporaciones había recibido un fuerte espaldarazo con el apoyo del gobierno de Joe Biden. La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, una de las impulsoras de la iniciativa, dijo a principios de abril en un discurso en el Consejo de Asuntos Globales de Chicago que uno de los efectos de un mundo interconectado había sido una “carrera al fondo” de 30 años en la alícuota de los impuestos que pagan las empresas por sus rentas, y que ahora era importante garantizar que los gobiernos tuvieran sistemas impositivos estables capaces de generar recursos suficientes para invertir y responder a crisis, como la pandemia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“El G-7 ha dado pasos importantes este fin de semana para poner fin a la dinámica dañina existente, asumiendo compromisos hoy que brindan un tremendo impulso para lograr un impuesto mínimo global sólido a una tasa de al menos el 15%”, dijo Yellen en su mensaje en el encuentro con el resto de los ministros de Finanzas del G-7.

Yellen dijo además que el impuesto mínimo también ayudaría a la economía global a prosperar, al igualar las condiciones para las empresas y alentar a los países a competir sobre bases positivas, como la educación y la formación de nuestras fuerzas de trabajo y la inversión en investigación y desarrollo e infraestructuras.

¿Cuándo le dará la vacunación un respiro a la región?

Estados Unidos abonó su parte a la “carrera al fondo” a la que hizo referencia Yellen en 2017, cuando el Congreso aprobó un recorte del impuesto a las ganancias al 21%, que ahora el gobierno de Biden quiere llevar al 28% para financiar sus planes.

Además de esa puja por atraer compañías, las naciones han estado lidiando con el problema de cómo hacer que las empresas dejen de eludir legalmente el pago de impuestos recurriendo a paraísos fiscales, y cómo gravar a las tecnológicas que hacen negocios en países donde no tienen presencia física, y, por lo tanto, pagan muy poco en impuestos, o no pagan nada.

El gobierno de Joe Biden puso sobre la mesa la cifra del 15%
MANDEL NGAN


El gobierno de Joe Biden puso sobre la mesa la cifra del 15% (MANDEL NGAN/)

Bienvenida

A sabiendas de que la reforma dio un paso definitivo, algunas de las empresas tecnológicas más emblemáticas, como Amazon o Facebook le dieron la bienvenida a la iniciativa del G-7. “Facebook lleva mucho tiempo pidiendo una reforma de las normas fiscales mundiales y acogemos con satisfacción los importantes avances realizados en el G-7. El acuerdo de hoy es un primer paso significativo hacia la certidumbre para las empresas y el fortalecimiento de la confianza pública en el sistema fiscal mundial”, dijo el vicepresidente de Asuntos Globales de la empresa, Nick Clegg. Un vocero de Amazon indicó además que el acuerdo “ayudará a dar estabilidad al sistema fiscal internacional”, mientras Google también apoyó el pacto.

El ente regulador de Brasil aprobó la importación y uso de vacunas Sputnik V y Covaxin

El ministro de Economía Martín Guzmán se encargó de darle la bienvenida a la reforma en nombre del gobierno de Alberto Fernández. “Un paso positivo para atacar la elusión impositiva de las multinacionales que debilita a los Estados Nación y atenta contra el desarrollo de los pueblos. Celebramos el compromiso del G-7”, indicó Guzmán en Twitter, y luego reclamó que el piso fuera más alto. “Pero cuidado: la tasa mínima probablemente también será la tasa máxima. Y 15% es muy poco”, indicó el jefe del Palacio de Hacienda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.