Un acuerdo de gobierno entre independistas evita nuevos comicios en Cataluña

·2  min de lectura

Barcelona (España), 17 may (EFE).- Las fuerzas independentistas más votadas en las últimas elecciones en Cataluña anunciaron este lunes un acuerdo para gobernar en esta región española, a pocos días del plazo límite para evitar unos nuevos comicios.

El acuerdo lo anunciaron Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que empató a escaños con los socialistas del PSOE aunque estos ganaron en votos en las elecciones del pasado febrero, y JxCat, formación impulsada por el expresidente catalán Carles Puigdemont, fugado a Bélgica al ser procesado en España por la declaración unilateral de independencia cuando dirigía Cataluña en 2017.

Ambas formaciones independentistas formarían un Gobierno de coalición presidido por Pere Aragonès, quien desde el pasado septiembre ejerce como presidente del Gobierno catalán de forma transitoria.

El acuerdo fue anunciado solo nueve días antes de que expire el plazo límite para investir al nuevo presidente y evitar la convocatoria automática de nuevas elecciones.

A los escaños de estas dos formaciones se sumaría el apoyo en la investidura, para alcanzar la mayoría necesaria, de los también independentistas Candidatura de Unidad Popular (CUP), que ya apoyaron a Aragonès en dos votaciones fallidas a finales de marzo y en esta jornada reiteraron que volverán a hacerlo, aunque no sean parte del acuerdo de gobierno.

Las bases de JxCat deben decidir, no obstante, si avalan el acuerdo de coalición o en caso contrario se facilitaría la investidura para un Gobierno de ERC en solitario.

La insistencia en la agenda independentista y en favor de una república catalana de ambos suscitó las críticas de los socialistas, que habían propuesto un Gobierno de izquierda al ser la fuerza más votada.

Varios ministros socialistas del Gobierno español y miembros del PSOE expresaron su preocupación, además de representantes de la oposición de derechas en España.

Cataluña (noreste) es una de las regiones con más población, unos 7,7 millones de habitantes, y mayor peso económico en España.

El freno a la elección del presidente radicaba hasta ahora esencialmente en diferencias sobre el liderazgo del independentismo, que Aragonès defiende que deben abanderar las instituciones catalanas "sin substituciones ni tutelas" desde Bélgica por parte de Puigdemont.

La formación de nuevo Gobierno en Cataluña determinará el rumbo que pueda tener una mesa de diálogo con el Ejecutivo español presidido por el socialista Pedro Sánchez, quien hace algo más de un año impulsó este instrumento con el ánimo de resolver el "conflicto político" con el independentismo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.