Acuerdo en Chile para compensar a consumidores por colusión de farmacias

·2  min de lectura
Las cadenas de farmacias Salcobrand, Cruz Verde y Ahumada, conocida también como FASA, fueron condenadas en 2012 por acordar un aumento de precios en 206 medicamentos, algunos de ellos para enfermedades crónicas como diabetes y epilepsia
Las cadenas de farmacias Salcobrand, Cruz Verde y Ahumada, conocida también como FASA, fueron condenadas en 2012 por acordar un aumento de precios en 206 medicamentos, algunos de ellos para enfermedades crónicas como diabetes y epilepsia

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) de Chile anunció este miércoles que dos de las tres farmacias condenadas por una colusión de precios de medicamentos destapada hace 11 años llegaron a un acuerdo para compensar a los clientes afectados.

Las cadenas de farmacias Salcobrand y Cruz Verde acordaron compensar a 53.000 consumidores por un monto total conjunto de 1.387 millones de pesos (1,8 millones de dólares), mientras que la tercera empresa denunciada, Farmacias Ahumada, conocida también como FASA, no suscribió la propuesta.

Las tres empresas fueron condenadas en 2012 por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia como culpables de acordar un aumento de precios en 206 medicamentos, algunos de ellos para combatir enfermedades crónicas como la diabetes y la epilepsia.

La Corte Suprema confirmó el fallo e impuso una multa a Cruz Verde y Salcobrand por unos 19 millones de dólares, la máxima pena que considera la ley chilena para el delito de colusión. Farmacia Ahumada no fue condenada tras autodenunciarse.

Las tres cadenas de farmacias concentran casi la totalidad del mercado chileno.

"Se sienta un precedente importante, porque este fallo no solo acogió la demanda presentada y los informes económicos del Sernac para dar cuenta del sobreprecio pagado, sino que adicionalmente acogió la compensación a los consumidores que no pudieron comprar producto del sobreprecio, marcando un hito histórico de los derechos de los consumidores en nuestro país", indicó en rueda de prensa el director del Sernac, Lucas del Villar.

De acuerdo a la investigación judicial, estas empresas cruzaron información contenida en correos electrónicos y declaraciones de ejecutivos de las cadenas de farmacias y de laboratorios involucrados para subir los precios de medicamentos.

El caso se develó en 2009 cuando FASA reconoció haberse coludido con las otras dos cadenas -que en total controlan el 97% del mercado farmacéutico chileno- y se comprometió a pagar un millón de dólares al fisco para compensar la falta, lo cual fue aceptado por la Fiscalía Nacional Económica, que continuó con la investigación contra las otras dos farmacias.

Centenares de indignados consumidores salieron a las calles a protestar contra las cadenas farmacéuticas tras develarse el caso.

apg/pa/rsr