Actualización de COVID de la Florida: la variante ómicron y el aumento de las cifras de hospitalización

·2  min de lectura

Mientras la variante ómicron del COVID-19 lleva a la Florida a récords diarios de casos y filas en los parques para hacerse pruebas, las hospitalizaciones no han aumentado al mismo ritmo, todavía.

El reporte del domingo del Departamento de Salud y Servicios Humanos federal (HHS) indica que hay 2,302 personas hospitalizadas por COVID-19 en la Florida. Eso es 39 más que en el reporte del sábado, de 245 hospitales, frente a los 246 hospitales del reporte del sábado.

Los pacientes con COVID-19 ocupan 4.27% de las camas en esos hospitales que publicaron su información, en comparación con 4.18% en los hospitales que reportaron el día anterior. De las personas hospitalizadas en la Florida, 333 estaban en cuidados intensivos (UCI), lo que supone un descenso de nueve. Eso representa alrededor del 5.41% de las camas de UCI del estado, en comparación con 5.55% del día anterior.

Los CDC no informaron el domingo los datos de casos, muertes y vacunación de COVID-19.

Esto no se acerca a las altas tasas de hospitalización de julio a septiembre, cuando la variante delta estaba en pleno auge. En el momento álgido de la hospitalización en agosto, el HHS reportó más de 15,000 pacientes al día y los pacientes con COVID representaban más del 25% de los hospitalizados.

El Dr. Jason Salemi, profesor adjunto de Epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la USF, dijo al Herald: “El Imperial College de Londres publicó recientemente un reporte que decía que, como promedio, hay un menor riesgo de hospitalización para las personas infectadas con ómicron en comparación con delta, pero que el riesgo mucho más alto de infección con ómicron (principalmente debido a su facilidad de transmisión y a la capacidad de evitar la inmunidad) podría dar lugar a un aumento significativo de las personas con casos lo suficientemente graves como para ser hospitalizadas”.

En un hilo de Twitter, Salemi apoyó la hipótesis de la Dra. Natalie Dean, profesora adjunta de Bioestadística de la Universidad de Emory, de que las cifras de hospitalización no se han disparado todavía por dos razones principales: un mayor porcentaje de los casos corresponde a personas más jóvenes, con menos riesgo de hospitalización; y más casos son reinfecciones e infecciones en personas vacunadas, cualquiera de las cuales es menos probable que se convierta en un caso grave.

“Además, no ha pasado suficiente tiempo”, dijo Salemi.

El gráfico de Salemi señala que el 1de diciembre, la Florida tenía un promedio de 160 nuevos pacientes adultos de COVID-19 por día y seis pacientes pediátricos por día y, el 25 de diciembre, esas cifras fueron de 429 y 21, respectivamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.