"Actuación de policías durante bloqueo para proteger a ciudadanía"

CIUDAD DE MÉXICO., noviembre 12 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México indicó que su actuación durante la manifestación en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México fue con el objetivo de proteger a la ciudadanía que arribaba.

La dependencia a cargo de Rosa Icela Rodríguez, informó que en todo momento estuvo presente el subsecretario de Gobierno de la Ciudad, Arturo Medina, quien mantuvo coordinación permanente con Rodríguez Velázquez.

"El Gobierno de la Ciudad de México tiene como responsabilidad resguardar la paz en la Ciudad con base en la protección de los derechos humanos y de la ciudadanía, privilegiando el diálogo. Seguiremos actuando de manera responsable con una evaluación", indicó Secretaría.

Desde los primeros minutos en que se registró la manifestación de policías federales, el subsecretario de Gobierno, Arturo Medina, y elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) se presentaron en el lugar para fungir como canal de comunicación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y llamar a los manifestantes a retirar el bloqueo en Circuito Interior.

No obstante, informó la dependencia, los policías federales, de forma "inusitada", reaccionaron de manera violenta, reteniendo a nueve elementos de la SSC y golpeando a otros, mientras al mismo tiempo se manifestaban en Periférico Oriente, donde también retuvieron a dos compañeros de la Secretaría de Gobierno, que estaban en diálogo con ellos.

Para entablar comunicación y liberar a las personas retenidas, arribó al lugar el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, quien mantuvo diálogo con los manifestantes, logrando la liberación de los servidores públicos.

El titular de la SSC permaneció en el lugar hasta la llegada del subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana federal, Ricardo Mejía.

"Al arribo del funcionario federal, los manifestantes lanzaron bombas de gas y otros objetos contra los policías locales, quienes evitaron la confrontación", detalló el gobierno capitalino.