La actriz Jodie Foster celebra 59 años de vida

Teresa García Amaro

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 19 (EL UNIVERSAL).- ¡Larga vida a Jodie Foster! Y no es para menos esta aclamación, Foster es un referente necesario dentro de la cinematografía internacional, pues algunos de sus trabajos son unas verdaderas joyas, imprescindibles dentro de la cultura pop.

Alicia Christian Foster nació el 19 de noviembre de 1963 en Los Angeles, California. Comenzó en la actuación siendo apenas una niña, en ese entonces participó en programas de televisión donde buscaba novia para su papá. Desde entonces era encantadora.

A los diez años protagonizó la cinta "Napoleon y Samantha" junto a Michael Douglas, quien también era un joven, y después con tan solo 12 años, incursionó a las ligas mayores al participar en "Taxi Driver" (1976) de Martin Scorsese y junto a Robert De Niro. Con esa actuación obtuvo su primera nominación al Oscar.

Seguramente en la actualidad Foster no hubiera podido participar en la cinta de Scorsese debido a la trama (donde interpreta a una joven prostituta) y a que era solo una adolescente; sin embargo, eran otros tiempos y muchos directores tomaban decisiones muy polémicas, aunque nadie los objetaba.

Su primer Oscar llegó en 1988, gracias a su papel en la cinta "Acusados" junto a Kelly McGillis ("Top Gun") donde personifica a una joven que es violada multitudinariamente y debe enfrentarse contra las autoridades que protegen a los culpables.

Su segundo premio de la Academia lo consiguió en 1992, junto a su coprotagonista, Anthony Hopkins por la cinta "El silencio de los inocentes". La crítica no solo aplaudió las actuaciones de ambos, sino que esta cinta es una verdadera obra de arte que sienta los precedentes de cómo debe filmarse una cinta de suspenso.

Tras esta cinta comenzó su papel como directora de cine en proyectos como "El pequeño Tate", "El castor" o "Money Monster" además de algunos capítulos en programas de televisión como "House of cards", "Black mirror" y "Tales from the loop", no sin hacer de lado su faceta como actriz.

A Jodie Foster le quedan bien los papeles de mujeres fuertes y decididas, en especial si se trata del género terror-ficción como "La habitación del pánico", "Contacto" o "Desaparecida".

Su legado va más allá del cine, incluso un asteroide, el 17744 lleva su nombre y no es para menos. Para muchos, ella es la mejor actriz de su generación y es toda una institución por sí misma, por lo que en su cumpleaños número 59 no queda otra cosa que pedir ¡Larga vida a Jodie Foster!