La actriz Charisma Carpenter acusó a Joss Whedon de maltrato psicológico y abuso de poder

·3  min de lectura
Charisma Carpenter contó cómo fue su traumática experiencia trabajando con Joss Whedon en Buffy, la cazavampiros y Angel
Charisma Carpenter contó cómo fue su traumática experiencia trabajando con Joss Whedon en Buffy, la cazavampiros y Angel

La actriz Charisma Carpenter realizó este miércoles un posteo en Instagram bajo el título “Mi verdad”, en el cual contó en detalle cómo fue maltratada psicológicamente por el productor y realizador Joss Whedon mientras filmaba Buffy, la cazavampiros y su serie derivada, Angel.

De acuerdo a las palabras de la actriz, se mordió la lengua durante dos décadas, pero supo que no podía seguir callada tras escuchar acusaciones similares por parte del actor de Liga de la Justicia, Ray Fisher, quien también acusó a Whedon de maltrato.

Borgen: la historia de la argentina que participa en la nueva temporada de la serie

Carpenter, quien interpretó a Cordelia Chase en Buffy, de 1997 a 1999; y en Angel, de 1999 a 2004, relató que el showrunner creó “un ambiente de trabajo hostil y tóxico”, espacio en el que le hacía comentarios sobre su cuerpo, le objetaba cada vez que se realizaba un tatuaje, y manipulaba al resto del elenco para se produzcan enfrentamientos entre ellos.

“Joss Whedon abusó de su poder en numerosas ocasiones mientras trabajamos juntos. Mientras él encontraba este mal comportamiento entretenido, eso sirvió para intensificar mi ansiedad a la hora de actuar, para hacerme sentir vulnerable y alejarme de mis compañeros”, escribió la actriz, quien definió esa etapa de su vida como “traumática”, especialmente cuando quedó embarazada. Al informarle a Whedon la noticia, la reacción del productor la dejó atónita. “Me preguntó si ‘me lo iba a quedar’, y usó como arma mi feminidad. Atacó a mi personaje, se rió de mis creencias, me acusó de sabotear la serie, y finalmente me despidió la temporada siguiente a dar a luz”, detalló.

Asimismo, la actriz lo describió como “un hombre malvado y mordaz, que denigra a otras personas en público y a menudo señalaba a sus favoritos, lo que provocaba que la gente compitiera y rivalizara por su atención y aprobación”. Como consecuencia de años de abuso de poder y maltrato que no cesaban, Carpenter comenzó a aislarse y a desarrollar comportamientos autodestructivos que le provocaron “una dolencia física crónica que padezco aún hoy”.

Por último, la actriz aseguró que el movimiento Time’s Up le hizo ver que debía alzar su voz, además de brindarle apoyo a su colega bajo el hashtag #YoApoyoARayFisher. “Me llevó mucho tiempo tomar el coraje para hacer público este comunicado”, reveló. “Soy una madre soltera y el bienestar de mi familia depende de mi trabajo, así que tengo miedo por mi futuro, pero a pesar de eso no puedo permanecer en silencio. Esto es necesario. Ya es hora”, concluyó la actriz en su posteo en el que recibió numerosas palabras de aliento.

La acusación de Ray Fisher

Ray Fisher habló sobre el maltrato que recibió por parte de Joss Whedon
Ray Fisher habló sobre el maltrato que recibió por parte de Joss Whedon


Ray Fisher habló sobre el maltrato que recibió por parte de Joss Whedon

En julio del año pasado, el actor que interpretó a Cyborg en Liga de la Justicia tuiteó sobre el maltrato que sufrió por parte de Whedon cuando Zack Snyder se “bajó” del proyecto por problemas personales, e incluso habló de una protección por parte de los productores.

Liga de la Justicia: Jason Momoa respaldó la acusación de maltrato en el set que hizo su compañero, Ray Fisher

“El trato de Joss Whedon en el set con el elenco y el equipo fue asqueroso, abusivo, poco profesional y completamente inaceptable”, aseguró. “Eso se lo permitieron, de muchas maneras, Geoff Johns y Jon Berg”, añadió, en referencia al expresidente de DC Entertainment y al excopresidente de producción de Warner Bros., quienes además fueron productores de Liga de la Justicia. Por otro lado, compartió que sus acusaciones no fueron investigadas apropiadamente, y agradeció el cariño de seguidores y colegas, especialmente Jason Momoa, quien más fuerte se pronunció al respecto.

“Gracias a todos por el apoyo y por ver a través del intento desesperado de Warner para desacreditarme y seguir protegiendo a los que están en el poder”, remarcó.