Actores jóvenes también sufrieron ante el Covid-19

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 31 (EL UNIVERSAL).- Durante la pandemia, los retos en los foros de grabación crecieron para todos, incluso para los actores jóvenes que pudieron seguir trabajando.

Su labor ahora ha adquirido nuevas características, desde restablecer las historias, hasta enfrentarse a los contagios.

Polo Morín, Carlos Speitzer, Mauricio Abad, Sahit Sosa, Enrique Montaño y Alessio Valentini son algunos de los que estaban grabando cuando el coronavirus llegó, y aunque aceptan que ha sido difícil, no se han detenido para seguir en la pantalla.

"El primer semestre fue de muchas sorpresas y cambios, seguían habiendo proyectos, pero muchos que también se cayeron; uno como actor tiene que seguir sacando la garra para poder conseguir trabajo", afirma Enrique Montaño, quien hoy es parte de la telenovela Quererlo todo.

Con las nuevas medidas de seguridad a los jóvenes actores se les ha exigido desde hacerse pruebas constantes, usar careta antes y después de grabar una escena, comer separados y hasta tomar la famosa sana distancia entre los personajes.

"Las escenas se plantean para no tener que hablar muy de frente con el otro compañero o para que haya distancia. Es en una nueva era, no sabemos cuánto tiempo vamos a estar así, pero creo que muchas cosas no van a regresar a lo que conocíamos", considera Carlos Speitzer, que dará vida a Baldomero Suárez en la nueva producción de Carlos Moreno, Fuego ardiente.

La familia fue el mejor refugio para muchos de ellos, como Polo Morín, quien vive sólo en la Ciudad de México, pero después de unos meses decidió irse a Guanajuato con sus papás y con su hermana.

El 2020 era un año importante para él, pues recién había incursionado en el cine y sus dos proyectos se estrenarían ese año (Escuela para seductores y Escuela de miedo) sin embargo nada fue como lo esperaba.

"Con los cines entre que abren y cierran, en realidad no pasa mucho con los estrenos, en Escuela de miedo me tocó doblar al personaje principal y estoy muy contento con los resultados, pero eran dos proyectos con los que estaba muy ilusionado con muchas ganas de promocionarlo y salir y llevar a mis amigos al cine, pero nos tocó a media pandemia y nada fue lo que esperaba", reconoce Morín.

A Mauricio Abad la situación lo sorprendió en Perú, mientras terminaba de grabar la serie de televisión Princesas, pero pudo volver a México e incluso empezar un nuevo proyecto con Qué le pasa a mi familia, del productor Juan Osorio, quien meses después dio positivo a la prueba Covid-19.

"Fue muy chocante que nuestro productor se viera afectado, me acuerdo que estábamos grabando una escena y nos enteramos de la noticia; lo primero que se podía hacer era escribirle a Juan y preguntarle si estaba bien, sé que era una pregunta un poco inadecuada para ese momento, pero era lo único que estaba a nuestro alcance", cuenta Abad.

El actor asegura que en el equipo son como familia y se comunican constantemente por WhatsApp.

En cuanto Osorio se recuperó volvió a las grabaciones, pero ahora su hijo Emilio es quien está contagiado.

Juan diario los mantiene al tanto de su recuperación.

Sahit Sosa, actor de la serie El candidato, fue uno de los que tampoco pudo esquivar a la enfermedad y cuando viajó a Guadalajara para ver a su familia se encontró con el virus.

"Al principio todos pensamos que era una gripa, pero cuando vimos que en conjunto nos sentimos mal, nos hicimos la prueba y salió positiva, al otro día me quede sin olfato, sin gusto, siento que eso fue lo más raro, además es un rollo psicológico donde entra un miedo sobre qué te va a pasar o a tu familia. Afortunadamente no pasó a mayores", relata Sahit Sosa.

Todos coinciden en que ahora, a casi un año de que se declaró la pandemia, han aprendido a adaptarse a las medidas de sanidad que les han permitido continuar con sus proyectos aunque sea de forma virtual. Hoy es común que les ofrezcan proyectos en streaming o castings en Zoom.

Alessio Valentini, por ejemplo, conoció a su nueva pareja en la ficción, Nina Rubín, a través de esta aplicación y ahora son muy buenos amigos.

Ambos intérpretes juveniles participan en la telenovela Te acuerdas de mí.

"Es una cosa diferente porque ahora en los foros tienes tu propia caja con tu cubrebocas que nadie puede tocar, muchos procedimientos que en nuestra producción nos costó un poco de trabajo, pero ya nos acostumbramos, al principio se me olvidaba a cada rato pero ahora ya estoy acoplado a este sistema de trabajo", asegura Valentini.