El actor español Willy Toledo, absuelto de delito contra sentimientos religiosos

Agencia EFE

Madrid, 29 feb (EFE).- El actor español Willy Toledo fue absuelto de los delitos de obstrucción a la Justicia y contra los sentimientos religiosos, tras ser juzgado de Madrid por haberse cagado en Dios y en la Virgen en su cuenta de Facebook.

El juicio tuvo lugar tras una denuncia de la Asociación de Abogados Cristianos por un presunto delito contra los sentimientos religiosos.

Los hechos se remontan al 12 de octubre de 2015 cuando, con motivo del Día de la Hispanidad, el actor de "Al otro lado de la cama" y "Los amantes pasajeros" escribió en Facebook que se cagaba "en la fiesta nacional, en el descubrimiento, en los conquistadores y hasta en la Virgen del Pilar".

Dos años más tarde, el 5 de julio de 2017, publicó en ese mismo perfil otro comentario ante el juicio que se iba a celebrar contra tres mujeres por organizar en Sevilla una procesión con una gran vagina, a la que llamaron del "Coño insumiso".

En esa ocasión, Toledo se cagó en Dios y en el dogma de "la santidad y virginidad de la Virgen María".

Pese a la absolución, conocida este sábado, la magistrada no puede evitar en su sentencia comentar las publicaciones del actor.

"Del tenor literal de las publicaciones y su contexto -subraya la jueza- se evidencia la falta de educación, el mal gusto y el lenguaje soez utilizado por el acusado y que caracteriza sus publicaciones".

Sin embargo, "no acreditan por sí solos la comisión de un delito de escarnio contra los sentimientos religiosos", concluye.

La magistrada da la razón a Toledo y a su testimonio en el juicio, donde declaró que no quiso ofender a los católicos, sino hacer una crítica política.

Tras conocer el fallo, el abogado del acusado, Endika Zulueta, consideró que la absolución es un "triunfo" del derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.

El letrado, en declaraciones a Efe, confió en que Toledo "sea la última persona que se sienta en el banquillo en España simplemente por expresar lo que piensa, y sea un paso más para la despenalización de los delitos religiosos y del resto de las normas mordaza que continúan vigentes en nuestro país".

Toledo ha protagonizado en los últimos años numerosas polémicas, al acusar a la Policía española de torturar a los detenidos, llamar "delincuente común" al fallecido disidente político cubano Orlando Zapata o irrumpir en el Congreso de los Diputados con gritos a favor de la libertad del Sáhara.

(c) Agencia EFE