El acto en El Calafate: Cristina Kirchner y Alicia Kirchner, entre correcciones en público y elogios mutuos

·5  min de lectura
Cristina Kirchner y Alicia Kirchner, al ingresar a la sala de cine inaugurada en El Calafate
Cristina Kirchner y Alicia Kirchner, al ingresar a la sala de cine inaugurada en El Calafate - Créditos: @Secretaria de Medios, Gob Santa Cruz

EL CALAFATE.- Cristina Fernández y Alicia Kirchner tienen mucho más que una vida compartida: fueron gobierno juntas, en la provincia y en la presidencia, comparten la mesa familiar y también compartieron el dolor de la muerte del esposo de una y el hermano de la otra. Como si fuera poco, Cristina se apoyó en la gobernadora, para retener el poder en la provincia en 2015. Quizás por todas estas razones, la vicepresidenta la corrigió varias veces a su cuñada mientras daba el discurso, en el acto realizado en El Calafate, para luego destacar su gestión cuando había sido ministra de Desarrollo Social de la Nación.

Ayer, Cristina y Alicia, fueron las dos figuras protagonistas de la inauguración del cine municipal, obra del intendente Javier Belloni, un candidato expectante para la gobernación en el 2023. Juntas cortaron la cinta y juntas ingresaron al cine colmado de funcionarios del gobierno provincial y municipal y también de vecinos de varias instituciones de El Calafate.

Un gesto de “pacificación”: en la Casa Rosada celebraron el discurso de Cristina Kirchner

Los aplausos más fuertes y los saludos a la salida con los bombos y la bandera de la Uocra -el gremio de la construcción- fueron para ambas. Llegaron juntas y partieron casi juntas, pero en autos separados, seguramente volverán a verse durante el fin de semana que ambas estarán aquí en El Calafate. Y las dos también criticaron al gobierno de Mauricio Macri durante los discursos que fueron interrumpidos permanentemente por aplausos.

“La verdad es que el gobierno de Macri quiso estrangularnos, yo no sabía cómo explicarle a las personas lo que estaba pasando y utilizó distintas metodologías de las redes y las acciones, el objetivo era sacar a esta gobernadora, primera mujer gobernadora de Santa Cruz, quería sacar la voluntad de un pueblo y manejar y condicionar como estaban acostumbrados y a los hechos me remito por todas las cosas que todos los días nos venimos enterando”, detalló la gobernadora, ante la atenta mirada de su cuñada, que seguía cada palabra.

Cristina Kirchner y la gobernadora Alicia Kirchner, junto al  intendente de El Calafate, Javier Belloni
Cristina Kirchner y la gobernadora Alicia Kirchner, junto al intendente de El Calafate, Javier Belloni - Créditos: @Secretaria de Medios, Gob Santa Cruz

La gobernadora Alicia Kirchner se refirió a su rol en la liga de gobernadores. “Hoy estamos preocupados… formo parte de laliga de gobernadores que estamos defendiendo nuestros derechos porque son los derechos de los habitantes y en este caso de quienes forman parte de Santa Cruz. La CABA…” pero fue interrumpida por la vicepresidenta, quien en voz baja la corrigió y le dijo que dijera ciudad de Buenos Aires. “Si no no se va a entender”, se escuchó, en tonoccasi inaudible.

Alicia Kirchner continuó “la ciudad de Buenos Aires pretende tener mayor coparticipación que el resto del país, sacándole fondos al resto del país. No estoy enojada con las personas que viven en esa la CABA para nada, estoy enojada con aquellos que se creen que son el ombligo del mundo”, manifestó.

Sobre ese mismo aspecto, comentó que Santa Cruz es la segunda provincia en extensión del país. “¿Saben cuántas CABA o ciudades de Buenos Aires entran en nuestra provincia? Mil. Tenemos 243.000 kilómetros cuadrados de extensión y este es solo un dato de la realidad. Por eso estamos defendiendo y por eso tenemos que defender todos estos derechos”, recalcó la mandataria provincial, ante el aplauso de la concurrencia.

Otra corrección más recibió la gobernadora de su cuñada cuando estaba enumerando las carreras técnicas que se cerraron durante el menemismo, “la única provincia que no cerró sus carreras técnicas fue Santa Cruz” afirmó Alicia Kirchner. Mientras la aplaudía, Cristina Kirchner no se pudo contener: “escuelas, escuelas técnicas” la corrigió la vicepresidenta.

A su turno, Cristina Kirchner dedicó varios minutos de su discurso a elogiar a su cuñada. “Ustedes saben que esta señora antes de ser gobernadora de Santa Cruz fue ministra de Desarrollo Social”, y arrancó un fuerte aplauso de la concurrencia para la gobernadora.

“Alicia, cuando asume en 2003, acompañando a su hermano, recibe 2,2 millones de planes Jefes y Jefas de Hogar que le transfiere [Carlos] Tomada, el ministro de Trabajo, una política que había desarrollado [Eduardo] Duhalde, que lo hizo bien”, recordó Cristina. Detalló que al final de su gobierno solo quedaban el 10% de esos planes y, al mencionar en ese contexto el lanzamiento de los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen, recordó que se llegaron a abrir 3500 sedes para capacitar a través de esos planes.

El acto de inauguración empezó con dificultades técnicas: el audio del video preparado con el testimonio de vecinos de El Calafate no sonó en la sala, pese a que sí se pudo escuchar en la transmisión en vivo. Para salvar el silencio incómodo, los funcionarios comenzaron a aplaudir, lo hicieron varias veces, tratando de superar el silencio. Afuera sonaban los bombos de la Uocra que acompañaron todo el acto desde la puerta del cine. Una bandera de La Cámpora y otras de la agrupación del intendente también se destacaron en la tarde fría y nevada de El Calafate.

Sobre el final, fue la locutora la que se llevó el reto de la vicepresidenta, cuando le dio el trato de “excelentísima”. “Para la próxima, querida, nunca más me digas “excelentísima”, que detesto que me digan eso de excelentísima. Con ‘Cristina’ y ‘vicepresidenta’ está bien. Alcanza y sobra”, fue el reto que además fue acompañado por un aplauso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.