Activos argentinos caen tras derrumbe externo en feriado local, peso se devalúa de forma controlada

·4  min de lectura
Foto de archivo. Un operador trabaja en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires

BUENOS AIRES, 25 mar (Reuters) - Los bonos y las acciones de Argentina caían el jueves por desarmes de carteras en línea a las pérdidas anotadas en la víspera en 'ADRs' y la deuda soberana del país tras declaraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández sobre la falta de fondos para afrontar deudas.

"Los dichos de la vicepresidenta no esconden la verdad, pero al mercado le pesa la crudeza en cómo lo dijo, pareciendo más un apriete al Fondo (FMI) que un sincericidio. Ella, como política, es una hábil declarante y sabe bien el impacto de sus palabras", explicó a Reuters un analista financiero de la banca privada extranjera.

Fernández recalcó en un acto público a 45 años del último golpe militar que "no podemos pagar la deuda porque no tenemos la plata (dinero) ", y solicitó algún gesto de Estados Unidos para solucionar el tema ante el FMI luego del amplio apoyo brindado a la gestión del expresidente Mauricio Macri.

"Con los plazos y las tasas que pretenden no solamente es inaceptable, es un problema (...) No estamos diciendo de no pagar", agregó, a la espera de voluntades compartidas para alcanzarse un acuerdo con el organismo multilateral.

El FMI y el país sudamericano están negociando el reemplazo de un fallido programa acordado en el 2018 durante el Gobierno de Macri, por el que Argentina actualmente debe unos 45.000 millones de dólares al organismo y enfrenta una serie de vencimientos que no puede cumplir.

El presidente argentino, Alberto Fernández, ratificó el miércoles su confianza en que el país saldrá de la recesión y podrá afrontar la deuda externa, en diálogos con el titular del Banco Mundial (BM), David Malpass.

El mercado financiero argentino reabrió sus negocios tras un feriado nacional el miércoles, cuando Wall Street cerró con precios mixtos pero con una fuerte bajas en los ADRs de firmas argentinas de hasta un 7,3%.

* La deuda soberana extrabursátil exhibía una pérdida promedio del 0,8%, luego de ceder un 0,5% el martes, con la referencia del 'Bonar 30' que caída el 1,1%.

* El índice país del banco JP.Morgan escalaba 62 unidades en dos días, a 1.588 puntos básicos a las 13.00 hora local (1600 GMT). El tope intradiario era de 1.602 unidades, un máximo en dos semanas.

* "No hay camino más expansivo que bajar el riesgo país y la brecha cambiaria", dijo el economista Martín Vauthier, de la consultora Eco Go, frente a un diferencial del 55,8% entre el peso interbancario y el del circuito paralelo.

* La intención del Gobierno sería que el acuerdo de facilidades extendidas con el FMI sea resuelto luego de las elecciones de medio término de octubre, coinciden analistas, aunque desde el Gobierno se dejó trascender que la idea sería acordar en mayo próximo.

* Argentina suma tres años de recesión con una contracción de casi un 15%, tras el derrumbe del 9,9% en 2020, y una inflación acumulada en torno al 137,5%, golpeada por la pandemia con incremento en los índices del desempleo y de la pobreza.

* El índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires bajaba un sostenido 3,89%, a 46.734,79 unidades. En Wall Street, los 'ADRs' argentinos se derrumbaron hasta un 7,3% el miércoles.

* El peso mayorista se devaluaba un 0,15%, a 91,77/91,78 por dólar, con la participación del banco central (BCRA). La caída refleja algo más de debilidad para compensar la inactividad de la víspera, coincidieron operadores.

* En los segmentos alternativos, el peso cotizaba a 144,3 unidades en el bursátil 'CCL', a 137,3 en el 'dólar MEP', a 143 en la franja marginal.

* Otra atención del mercado está puesta en el cierre del canje de bonos este viernes por parte de la influyente provincia de Buenos Aires, cuando esta semana el Grupo Ad Hoc de tenedores de deuda presentaron una demanda en el Tribunal para el Distrito Sur de Nueva York por el "continuado default de los pagos programados de intereses y/o capital" de sus títulos.

* Los directores ejecutivos del FMI apoyaron una asignación especial de 650.000 millones de Derechos Especiales de Giro (DEGs) para paliar la crisis del COVID-19, por lo que Argentina recibirá unos equivalentes a 4.354 millones de dólares. Guzmán celebró la decisión como "un logro importante (...) en un momento muy difícil para el mundo".

* "Durante el feriado local (del miércoles), los 'ADRs' exhibieron bajas, toda vez que los mayores 'DEGs' que recibiría el país desde el FMI -y ayudarían a atender los compromisos con organismos- no despertaron inicialmente una positiva reacción entre los operadores", afirmó Gustavo Ber, economista titular de la consultora Estudio Ber.

(Reporte de Jorge Otaola; Editado por Walter Bianchi)