Activistas temen una mayor represión de kurdos en Irán

Activistas por los derechos humanos expresaron el domingo su temor de que Irán esté llevando a cabo una represión en una localidad de población kurda donde se han registrado intensas protestas contra el régimen en los últimos días.

Los grupos de derechos humanos denunciaron que las fuerzas de seguridad enviaron refuerzos a la localidad de Mahabad, en el oeste de Irán, y por la noche publicaron imágenes y grabaciones de audio de disparos y gritos.

Las manifestaciones se desencadenaron a mediados de septiembre tras la muerte en detención de Mahsa Amini, de 22 años, arrestada por haber infringido el estricto código de vestir de la República Islámica.

Se trata del mayor movimiento de desafío a la República Islámica desde su proclamación en 1979.

Las primeras protestas ocurrieron en zonas de población kurda de Irán, incluyendo una marcha durante el funeral de Amini en Saqez, antes de extenderse por todo el país.

Varios grupos de derechos humanos han publicado imágenes de protestas en Mahabad, incluyendo manifestaciones durante los funerales de víctimas de la represión.

La oenegé con sede en Noruega Hengaw dijo que "agentes armados" fueron enviados a Mahabad desde Urmia, la principal ciudad de la provincia de Azerbaiyán Occidental.

"En las zonas residenciales de Mahabad, hay muchos disparos", escribió en Twitter.

El grupo publicó videos de helicópteros sobrevolando Mahabad que, según dijo, transportaba miembros de la Guardia Revolucionaria, para sofocar las protestas.

Los negocios de la zona tenían previsto realizar una huelga el domingo para protestar contra la violencia de las fuerzas de seguridad, afirmó.

- "Situación crítica" -

La organización Iran Human Rights (IHR), que también tiene sede en Noruega, publicó imágenes de la noche del sábado que mostraban disparos resonando en la ciudad.

Su director, Mahmood Amiry-Moghaddam, escribió que las autoridades "cortaron la electricidad y que se escuchan tiros de ametralladora".

También publicó un audio en el que se oyen claramente gritos en medio de continuos disparos.

Los kurdos son una de las principales minorías no persas más importantes de Irán y suelen ser sunitas en un país predominantemente chiita.

La agencia de noticias iraní Tasnim acusó a "alborotadores" de "sembrar el terror" en la ciudad, incendiando casas pertenecientes a personal de seguridad y militar y bloqueando las calles.

Afirmó que la mayoría de los autores habían sido detenidos, sin que nadie muriera, y afirmó que la calma había regresado a la ciudad.

Mahabad tiene una importancia particular para los kurdos, ya que es la principal ciudad de la efímera República de Mahabad, un estado kurdo no reconocido que surgió con apoyo soviético en 1946 tras la Segunda Guerra Mundial, pero que existió menos de un año antes de que Irán reafirmara su control.

Hengaw había advertido el sábado que la situación era "crítica" en la ciudad de Divandarreh, en la provincia occidental del Kurdistán, donde las fuerzas gubernamentales mataron a tiros al menos a tres civiles.

También expresó su preocupación el domingo por la situación en otras ciudades de población kurda, con explosiones escuchadas en Bukan y Saqez, así como disparos en Bukan.

Hengaw también publicó imágenes que, según dijo, procedían de la ciudad de Sanandaj, también en la región, en las que se veía a una mujer a la que las fuerzas de seguridad disparaban cuando intentaba escapar.

Según IHR, la represión a las protestas ha dejado al menos 378 muertos, entre ellos 47 niños, en todo el país.

Las autoridades han condenado también a pena de muerte a cinco personas por su implicación en las manifestaciones.

sjw/it/an-meb/zm