Demandan en tribunales liberación de todas las familias migrantes detenidas

Agencia EFE

Washington 30 mar (EFE News).- Una coalición de grupos de defensa legal pidió este lunes a un tribunal federal en el Distrito de Columbia una orden temporal para la liberación de todas las familias migrantes detenidas, citando las condiciones sanitarias de riesgo debido al coronavirus.

Los grupos incluyen El Centro Aldea de Justicia para el Pueblo, la Red de Defensa Rápida y Raíces, que pidieron la orden temporaria ante el juez James Boasberg, indicando que "la evidencia demostrará claramente que los Centros Residenciales Familiares, donde están detenidas las familias migrantes no son saludables ni seguros".

"Todas las familias deben ser liberadas de custodia de manera urgente", afirmaron los demandantes.

Cada una de las familias en cuyo nombre se presentó la demanda está detenida en uno de tres centros donde las autoridades de migración tienen bajo custodia padres y madres con hijos. Esas instalaciones están ubicadas en Leesport (Pensilvania); así como en Karnes City y Dille (ambas en Texas).

La demanda sostiene que el gobierno no ha tomado las precauciones de salubridad y seguridad mínimas adecuadas incluido el dar a los detenidos educación sobre COVID-10, y el suministrarle artículos básicos como jabón o desinfectantes.

"Y mucho menos el hacer posible la distancia personal", añadió el comunicado enviado por las organizaciones.

Uno de los demandantes, un padre de familia identificado como M.B.G. escribió al tribunal que "muchos de los detenidos tienen miedo porque no nos dicen algo sobre el coronavirus".

"La única información que tenemos viene de las noticias en la televisión y en inglés", añadió M.B.G. "Tratamos de leer los subtítulos pero no entendemos plenamente lo que se dice".

Manoj Govindaiah, director de litigios en RAÍCES, dijo que "estos centros de detención, como lo establecen claramente las evidencias en esta demanda, carecen de los aspectos básicos de sanidad en condiciones normales. Los Centros Residenciales Familiares son ahora polvorines para la propagación de COVID-19".

"Con el incremento reciente de los casos de virus confirmados, y de las muertes, el gobierno pone miles de vidas, incluidas la de niños de apenas seis meses de edad, en grave riesgo al detener a las familias en condiciones insalubres", añadió.

A su vez Bridget Cambria, directora ejecutiva de Aldea, dijo que "los centros de detención familiar y los tribunales de migración para detenidos no han cerrado durante esta pandemia".

"Debido a ello, las familias, el personal del centro de detención y nuestra comunidad siguen estando en gran riesgo", agregó. "Este riesgo puede y debe mitigarse con la liberación inmediata de cada una y todas las familias", resaltó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.