Activistas de Greenpeace le declaran “la guerra” al combustible ruso

Activistas de Greenpeace bloquean un petrolero ruso, para impedir el desembarco de su carga de petróleo en Oslo. Aseguran que esa importación de carburante ayuda a financiar la “maquinaria de guerra” del presidente Vladimir Putin. “Comprar petróleo ruso es financiar la maquinaria de guerra de Putin en Ucrania. Estas exportaciones son importantes para Rusia. Es una desgracia que Noruega permita esto. Así que exigimos que detengan esta importación”, declaraba Frode Pleym, director de Greenpeace Noruega. Con brazaletes y banderas arcoíris, los activistas noruegos han desplegado pancartas que declaran la guerra al combustible ruso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.