Activistas exigen a los demócratas la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes

·3  min de lectura

Nueva York, 4 nov (EFE).- ¡"Queremos ciudadanía ahora"! Ese fue el reclamo que se oyó hoy en once ciudades de EE.UU., donde los inmigrantes exigieron a los demócratas que cumplan su promesa de una reforma migratoria con una vía hacia la nacionalidad estadounidense para 11 millones de indocumentados.

"No somos uno, no somos cien, somos millones cuéntenos bien", gritaron durante las protestas, una de ellas en Nueva York, la cual terminó con once arrestos tras bloquear la avenida frente a la oficina de Chuck Schumer, portavoz de la mayoría demócrata en el Senado federal.

"Schumer, escucha, estamos en la lucha", coreaban sentados en la calle previo a ser arrestados, entre ellos José López y Arlenis Morel, codirectores ejecutivos de Se Hace Camino Nueva York, uno de los grupos que lideró las protestas.

Inmigrantes y activistas se dirigieron a la oficina de Schumer, tras una conferencia de prensa cerca de Naciones Unidas, portando globos con el número 11 y las letras que conformaban la palabra "millones" así como pancartas con mensajes como "Sí se puede" o "Ahora es el tiempo de tomar acción".

Los demócratas en la Cámara de Representantes han presentado una propuesta, incluida en el plan social de 1,75 billones de dólares para el país, que incluye protecciones para los inmigrantes, pero ya no hay un camino a la ciudadanía para los indocumentados como se había prometido durante la campaña electoral del presidente, Joe Biden.

En su lugar, se ha propuesto una protección a la deportación durante cinco años y una autorización de trabajo renovable de cinco años.

La nueva versión del proyecto es similar a la propuesta que los demócratas en el Senado tienen previsto entregar esta semana a la parlamentaria Elizabeth MacDonough, encargada de interpretar el reglamento para que el plan pueda ser aprobado sin contar con el apoyo republicano por medio de un proceso conocido como reconciliación.

Entre los que dejaron oír hoy su voz estuvo Denis, un joven que emigró "con el sueño americano" y que al enfrentar la realidad de los inmigrantes en el país "se quebró en mil pedazos".

"Es desgarrador cuando solicitamos trabajos y no podemos conseguirlos porque no tenemos un número de seguro social", indicó.

El reclamo está dirigido a los demócratas tras la promesa hecha por Biden para conceder un camino a la ciudadanía a 11 millones de indocumentados, que se ha ido desvaneciendo durante el proceso parlamentario.

"Es decepcionante", dijo a Efe Oscar López, de 20 años, hijo de inmigrantes mexicanos que protestó hoy en Pensilvania en apoyo a sus padres, que emigraron a este país hace 25 años.

"Mucha gente salió a votar (por los demócratas) para ver un cambio y una reforma migratoria", comentó López, nacido en EE.UU y uno de los que hoy bloqueó una avenida principal para exigir a su senador Bob Casey que se comprometa con el proyecto de reforma migratoria.

El grupo no fue arrestado tras recibir una llamada de Casey en que se comprometió a reunirse con los líderes de los inmigrantes.

Desde California también se escuchó el rechazo a la nueva propuesta de la Cámara, así como el reclamo a Biden y Harris.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.