Activistas critican "falsa compasión" de republicanos que visitaron frontera

Agencia EFE
·3  min de lectura

Phoenix (AZ), 16 mar (EFE News).- La visita de congresistas republicanos a la frontera sur para conocer las condiciones de miles de indocumentados que entran al país, muchos de ellos menores no acompañados, desató la indignación de activistas proinmigrantes, que atribuyeron el recorrido a una “falsa compasión” y un intento de impulsar un mensaje discriminatorio hacia los inmigrantes.

“Los republicanos que visitaron la frontera sur son los mismos que apoyaron la decisión de la Administración Trump de separar a miles de bebés y niños de sus padres. Su falsa compasión y repentino interés por los menores en la frontera muestra una vez más el cinismo del Partido Republicano”, dijo Rubén Gallego, presidente de BOLD PAC.

Durante su recorrido efectuado el lunes por la franja fronteriza entre el área de El Paso (Texas) y Sunland Park (Nuevo México), los republicanos visitaron un centro de detención migratoria.

La comitiva estuvo encabezada por el jefe de la minoría republicana en la Cámara de Representantes federal, Kevin McCarthy, quien denunció las políticas migratorias del Gobierno del presidente Joe Biden, que según dijo han causado “más que una crisis” y “angustia humana”.

El demócrata Gallego le reviró aclarando que, a diferencia del hoy expresidente Donald Trump, Biden ha restablecido programas que permiten a los niños solicitar asilo desde sus países de origen en lugar de “embarcarse en el peligroso viaje hacia la frontera”.

“Mientras tanto, los republicanos están en un viaje de campo a la frontera para continuar impulsando el mismo mensaje antiinmigración y discriminatorio de la Administración Trump, pintando a los niños inmigrantes y solicitantes de asilo como criminales violentos”, afirmó el también representante federal por Arizona.

Por su parte, Fernando García, director ejecutivo de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR), calificó el recorrido de los legisladores como un “detestable espectáculo de perros y ponis de los republicanos para promover su propio juego político y distorsionar la realidad de la situación, criminalizando y deshumanizando a los niños y familias inmigrantes”.

“Si bien la delegación fingió preocupación por las familias que buscaban refugio en nuestra frontera sur, no se acercó a las partes interesadas clave en las comunidades fronterizas durante su visita para escuchar nuestras perspectivas y soluciones propuestas”, comentó.

Además, agregó, su crítica “vehemente” a la Administración Biden contrasta con su silencio “conveniente” sobre las políticas “crueles” de la Administración Trump, que ocasionó la destrucción de la infraestructura de asilo existente.

“Al final del día, el representante McCarthy y los otros delegados republicanos en realidad no se preocupan por estos niños y sus familias, que son simplemente peones en un juego de poder político que una y otra vez ha provocado violencia y angustia para las comunidades fronterizas”, aseguró.

Según cifras facilitadas la pasada semana por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), los arrestos de migrantes en la frontera con México ascendieron en febrero pasado a 100.441, la cifra más alta en ese mes desde al menos 2012 y que suponen un incremento de 28 % en relación a enero pasado (78.323).

Ese mes, el aumento de la llegada de familias migrantes fue de 139,9 % en comparación con el mes anterior y de 61,4 % en el caso de menores no acompañados por uno de sus padres o un tutor legal.

(c) Agencia EFE