Queda en libertad hondureño arrestado en 2019 por cruzar calle con luz roja

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva York, 10 mar (EFE News).- El inmigrante hondureño Javier Castillo Maradiaga celebra este miércoles con su familia tras haber pasado 15 meses en centros de detención del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) por haber cruzado una calle en Nueva York con una luz roja.

Castillo, de 27 años, que antes de su arresto fue beneficiario del programa Acción Diferida para los Llegados en su Infancia (DACA) pero que no renovó, salió este miércoles de un centro de detención en Nueva Jersey luego de que la pasada semana se le negara una fianza.

"Estoy muy feliz y agradecido por todo el amor y apoyo que he estado recibiendo, especialmente de personas que no me conocen personalmente", dijo tras salir de la prisión, señala el canal Pix11.

"Es increíble que esto haya sucedido realmente. No puedo esperar a ver cómo será el próximo capítulo de mi vida", afirmó el hondureño cuya familia, abogados y activistas han librado una prolongada lucha por su liberación.

Entre los que le han apoyado figura el nuevo congresista de El Bronx, Ritchie Torres.

Una campaña en apoyo a su excarcelación en la plataforma change.org recaudó 41.359 firmas.

"¡Gracias a sus esfuerzos, Javier Castillo Maradiaga ha sido liberado después de pasar 15 meses en custodia de ICE y apenas escapó de la deportación 3 veces!", es el mensaje que hoy aparece en el portal.

"Ahora está en casa con su familia sano y salvo mientras continuamos luchando por la justicia y la reforma migratoria!", añade.

El inmigrante, que fue traído a este país cuando tenía ocho años, quedó en libertad luego de que un juez federal emitiera una orden provisional que le permitió regresar con su familia a El Bronx.

El juez suspendió la orden de deportación, que ha sido pospuesta en tres ocasiones, mientras espera el resultado de los trámites legales presentados por sus abogados, indica además el canal.

El 14 de diciembre de 2019 Castillo se dirigía a la fiesta de cumpleaños de su hermano Jason en El Bronx cuando fue detenido por la policía por cruzar la calle cuando el semáforo estaba en rojo.

Pese a que Nueva York fue declarado en 2014 una ciudad santuario, con la política de no cooperación con autoridades de inmigración a menos que un inmigante sea buscado por un delito grave, Castillo fue entregado al ICE y desde entonces había estado en centros de detención en Nueva York, Luisiana y Nueva Jersey.

(c) Agencia EFE