Activistas combatirán la ley antiaborto de Texas tras la decisión del Supremo

·2  min de lectura

Washington, 2 sep (EFE).- Activistas y clínicas de servicios reproductivos prometieron este jueves combatir la nueva ley que prácticamente prohíbe el aborto en Texas (EE.UU.) después de la decisión de las últimas horas del Tribunal Supremo de no bloquearla.

Así lo expresaron en un comunicado varias clínicas que ofrecen servicios para abortar en Texas como Whole Woman's Health y las organizaciones que les representan y llevaron el caso hasta la máxima instancia judicial del país.

La presidenta y directora ejecutiva de Whole Woman's Health, Amy Hagstrom Miller, afirmó que están "devastados" por la decisión del Supremo de no bloquear la ley que entró el vigor el miércoles en Texas y que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas de gestación.

Hagstrom Miller indicó que sus pacientes están "asustadas, confusas y desesperadas" intentando averiguar qué pueden hacer para conseguir un aborto en el estado.

La nueva norma prohíbe abortar desde las seis semanas de gestación, cuando se puede detectar el latido del corazón del feto y muchas mujeres no saben aún que están embarazadas, y no contempla excepciones en casos de incesto o violación.

Además, permite a particulares presentar demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una embarazada a abortar infringiendo la prohibición.

Hagstrom Miller dijo que su personal médico también tiene miedo, aunque aseguró que sus cuatro clínicas, que permanecen abiertas, están cumpliendo con la prohibición.

Por su parte, Nancy Northup, presidenta y directora ejecutiva del Center for Reproductive Rights, que representa a las clínicas ante la Justicia, criticó a la Corte Suprema por su rechazo a bloquear la ley de Texas que "viola flagrantemente Roe contra Wade".

El aborto fue reconocido como un derecho constitucional en EE.UU. en 1973 gracias al fallo del Supremo en el caso "Roe contra Wade", en el que se estableció que una mujer puede acabar con su embarazo durante los primeros seis meses de gestación.

Northup denunció que "los políticos de Texas han tenido éxito por el momento burlando el imperio de la ley" impidiendo el aborto y "forzando a las pacientes a abandonar el estado, si tienen medios, para lograr una atención sanitaria protegida constitucionalmente".

Y advirtió que seguirán luchando contra la prohibición en Texas hasta que se restaure el acceso al aborto en el estado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.