Activista: Régimen de Maduro sigue sin investigar asesinatos de indígenas yanomamis

·3  min de lectura
soosorio@elnuevoherald.com/Sonia Osorio

Cuatro indígenas yanomamis fueron asesinados hace tres meses, presuntamente por militares, tras un enfrentamiento por un router de internet que pertenecía a la comunidad indígena y el régimen de Nicolás Maduro aún no investiga el caso, denunció un activista venezolano.

Olnar Ortíz, abogado y coordinador de Pueblos Indígenas del Foro Penal, hizo la denuncia en Miami durante el evento “Violación de los derechos humanos de los pueblos indígenas en Venezuela”, organizado por esa organización de derechos humanos en la sede de Urbe University.

“Estamos en Miami denunciando la última violación sistemática grave de los derechos humanos de los pueblos indígenas, como fue el asesinatro de cuatro yanomamis y los testigos clave que están en este momento retenidos de manera arbitraria. El Estado venezolano a pesar de que tiene todas las evidencias del caso no ha aperturado ninguna investigación al momento”, dijo Ortíz a el Nuevo Herald.

Entre los testigos está Sifonte Borges, de 16 años de edad, que necesita de una cirugía reconstructiva urgente y que resultó herido durante el enfrentamiento.

El hecho ocurrió el pasado 20 de marzo en el sector Parima B del Alto Orinoco, en el estado Amazonas, en el sur de Venezuela, y según información suministrada por testigos y el gobernador de esa entidad, Miguel Rodríguez, el enfrentamiento dejó cuatro muertos y cinco heridos.

El fiscal general de Venezuela, Tarek Wiliam Saab, anunció tres días después del suceso que designó a dos fiscales para investigar el caso y aseguró que los funcionarios viajaron a Parima B “para realizar las experticias pertinentes y determinar las responsabilidades a que haya lugar”.

Ortíz solicitó a la comunidad internacional que “nos apoyen en visualizar el caso y toda la situación que está ocurriendo en Venezuela. Se habla mucho del cambio climático, pero eliminar la destrucción debido al extractivismo minero es clave para lograr ese cambio” y para proteger a las comunidades indígenas.

Recordó que la muerte de las cuatro personas, tres hombres y una mujer, se suma a otros ataques contra esta etnia. Mineros ilegales, también conocidos como garimpeiros, perpetraron una masacre contra los yanomamis en 1993, y murieron 16 indígenas, incluyendo ocho niños.

El abogado detalló que presentaron una denuncia sobre la muertes de los cuatro yanomamis asesinados en marzo pasado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se han reunido con otras organizaciones de derechos humanos y han elevado el caso ante la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michell Bachelet.

“Es una violación sistemática grave de los derechos humanos de los pueblos indígenas en Venezuela que hemos venido denunciando desde hace muchos años y que la Alta Comisionada Michell Bachelet, incluyó en un capítulo de su informe en 2019, sobre la situación de Venezuela”, dijo Ortíz.

Alfredo Romero, director presidente del Foro Penal, destacó la importancia de presentar el caso en Miami porque dijo que hay una comunidad, además de la venezolana, que ha sufrido violaciones a los derechos humanos y que entiende las situaciones que viven los países de Latinoamérica.

“Es muy importante porque nos sirve de canal para promover la denuncia de los asesinatos de los yanomamis, pero hay que recordar que también hubo asesinatos de la etnia Pemón, agresiones y detenciones de los indígenas de esa etnia”, comentó.

Romero aseguró a el Nuevo Herald que en el caso de los cuatro yanomamis “no hay ninguna investigación en relación con este caso”.

La CIDH, por su parte, condenó en abril la muerte de los cuatro indígenas Yanomamis e instó al Estado a investigar, juzgar y sancionar a los responsables.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.