Una activista de Hong Kong, condenada por segunda vez por una vigilia por Tiananmen

·3  min de lectura

La activista prodemocracia Chow Hang-tung acusó este martes a la justicia de Hong Kong de convertir la libertad de expresión en delito, tras ser condenada por segunda vez por incitar a la población a manifestarse para recordar la represión en la plaza de Tiananmen.

La abogada de 36 años, quien se representó a sí misma en las audiencias, fue dirigente de la Alianza de Hong Kong, que organizaba las vigilas para recordar a las víctimas de la represión china del 4 de junio de 1989 contra jóvenes prodemocracia en la plaza de Tiananmen, en Pekín.

La policía de Hong Kong prohibió las últimas dos vigilias por el coronavirus y preocupaciones de seguridad, y los tribunales han encarcelado a varios activistas que desafiaron la prohibición de 2020, incluida Chow.

La justicia ya había condenado a numerosos activistas, incluyendo a Chow, a penas de cárcel por haber violado esa prohibición en 2020.

La abogada fue detenida la mañana del 4 de junio del año pasado por dos artículos que publicó en los cuales pidió a los hongkoneses encender velas para marcar el aniversario de la represión.

Una corte determinó el martes que esos artículos constituyen una incitación a desafiar la prohibición.

"El mensaje que envía este veredicto es que encender una vela es un delito, que las palabras son un delito", declaró Chow en el tribunal.

"La única forma de defender la libertad de expresión es continuar expresándose", añadió. "El verdadero delito es tapar a los asesinos con leyes y borrar a las víctimas en nombre del Estado".

Durante mucho tiempo, Hong Kong fue el único lugar en el que se toleraba la conmemoración de los hechos acaecidos en Tiananmen.

Desde hacía más de tres décadas, cada 4 de junio, decenas de miles de personas se congregaban en esas vigilias, conmemorando a las víctimas de la represión. Pero, desde que tuvieron lugar unas inmensas manifestaciones prodemocracia en 2019 y a raíz de la creciente influencia de Pekín sobre Hong Kong, esas vigilias fueron prohibidas.

- "Moralizadora" -

El martes, Chow leyó ante el tribunal extractos de las memorias de los familiares de las víctimas de Tiananmen.

La jueza, Amy Chan, la amonestó y los policías que se encontraban en la sala recibieron órdenes de controlar la identidad de todos los que aplaudieron a Chow durante su intervención.

"La ley no permite que nadie ejerza su libertad por medios ilegales, nunca", declaró Chan. "Ella [Chow] estaba decidida a llamar la atención con el objetivo de instar a la gente a reunirse", añadió.

Al anunciar su veredicto, la magistrada se refirió a la activista como a una mujer "moralizadora" que no había dado muestras de remordimiento y que se servía del tribunal para expresar sus opiniones políticos.

Chow ya está cumpliendo una pena de un año de cárcel, tras su condena -hace unos meses- por haber incitado a la participación en una vigilia por las víctimas de Tiananmen en 2020.

Así las cosas, deberá pasar 22 meses en la cárcel, según el nuevo cálculo efectuado por el tribunal.

Además, ha sido acusada de infringir la ley de seguridad nacional, lo que podría costarle al cadena perpetua si resultara condenada.

Los dirigentes de la Alianza de Hong Kong, como Chow Hang-tung, forman parte de las decenas de activistas procesados por haber violado esa ley.

su/jta/lb/juf/nzg/lch/jvb/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.