Activista en condición crítica tras ser baleada en Londres

·2  min de lectura
Fotografía de archivo del sábado 13 de junio de 2020 de Sasha Johnson, del movimiento Black Lives Matter, durante una protesta en el parque Hyde de Londres. (AP Foto/Alberto Pezzali, Archivo)

LONDRES (AP) — Una activista que ha tenido un rol importante en las manifestaciones contra el racismo en Gran Bretaña estaba en condición crítica en un hospital en Londres después de ser baleada.

El Partido Taking Initiative dijo que Sasha Johnson, quien tuvo una participación importante en las protestas Black Live Matters del año pasado, fue baleada el domingo en la cabeza. La policía y una amiga dijeron que no parecía ella ser el objetivo del ataque, aunque el partido indicó que Johnson ha recibido “varias amenazas de muerte” relacionadas con su activismo.

Johnson era “una voz poderosa y fuerte para nuestra gente y nuestra comunidad”, agregó el partido.

La Policía Metropolitana informó que los agentes recibieron reportes de balazos en el área Peckham justo antes de las 3:00 de la madrugada del domingo. El tiroteo sucedió cerca de una casa en donde se llevaba a cabo una fiesta, agregó.

Una mujer de 27 años está hospitalizada en condición crítica después de ser baleada, según el comunicado de la policía. El reporte no identificó a la mujer, pero dijo que no había “nada que indicara que ella era el objetivo del ataque o que la mujer había recibido amenazas creíbles en su contra antes de este incidente”.

Detectives han recurrido a testigos y no han arrestado a nadie.

Una amiga, Imarn Ayton, no cree que Johnson fuera el objetivo del ataque.

“Hasta donde sabemos, ella estaba en la fiesta”, le dijo a la BBC. “Había un grupo rival que pudo haber escuchado que alguien con quien no se sentían realmente cómodos o confiados estaba en la fiesta, así que pasaron conduciendo y tirando balazos hacia el jardín, y una de las balas obviamente impactó a Sasha Johnson”.

“Pero no creo que fuera la víctima intencionada”, agregó.

Como otros países, Gran Bretaña se ha enfrentado a un escrutinio incómodo sobre cuestiones de raza desde la muerte de George Floyd, un estadounidense de raza negra, que falleció cuando un policía de Estados Unidos presionó su rodilla contra su cuello en mayo de 2020 provocando protestas en contra del racismo en todo el mundo.