De activista por el agua a gobernador en el epicentro de la sequía en Chile

Santiago de Chile, 28 may (EFE).- La historia de Rodrigo Mundaca es la de David contra Goliat. Un activista que lleva años denunciando el "saqueo" que las grandes empresas hacen del agua en Chile y que en julio tomará posesión como el primer gobernador de la región de Valparaíso, el epicentro nacional de la sequía.

Ingeniero agrónomo de 60 años y vocero del Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (Modatima), Mundaca fue uno de los tres únicos candidatos que se impusieron en la primera vuelta de las elecciones regionales del pasado 15 y 16 de mayo y que no tendrán que ir a balotaje.

En una entrevista con Efe, el ambientalista y Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg 2018 promete gobernar para "los nunca, los sin y los nadies" y usar el nuevo cargo como un altavoz para seguir reclamando que el agua se consagre constitucionalmente como un derecho humano.

Pregunta (P): Contra todo pronóstico, acaparó el 43,6 % de los votos, lejos del 23,7 % del siguiente en la lista, el exconsejero conservador Manuel Millones, ¿a qué atribuye este éxito?

Repuesta (R): Somos un movimiento comunitario, que surge en la región de Valparaíso hace más de una década y encarnamos una batalla que hoy en día está en el centro de todas las batallas: terminar con la desprivatización y la mercantilización de las aguas.

Vivimos en un territorio que es considerado el epicentro nacional de la violación al derecho humano al agua y esta batalla le hace mucho sentido a mucha gente. Además de quedarnos con la gobernación más importante del país, después de la Metropolitana (que alberga Santiago), nuestra organización también sacó cuatro constituyentes.

P: Sois la historia de David contra Goliat...

R: Somos la historia de los nunca, de los sin, de los nadies, como decía Eduardo Galeano, de los menospreciados históricamente. Nos subestimaron por mucho tiempo y ha sido una batalla eterna, muy asimétrica.

"EL PAÍS CAMBIÓ"

P: En las pasadas elecciones -en las que también se escogieron a alcaldes y a los 155 convencionales que redactarán una nueva Constitución que sustituya a la actual, vigente desde la dictadura- los ciudadanos castigaron duramente a la política tradicional y encumbraron a los independientes, ¿qué mensaje se desprende de los resultados?

R: Hay un Chile pre y post 18 de octubre. La revuelta popular del 2019 no tenía que ver con el aumento de la tarifa del metro, sino con 30 años de abusos, en los que la élite se puso de acuerdo para despojarnos de nuestros derechos sociales y los bienes naturales comunes. El resultado electoral es la continuación de esa batalla, una señal inequívoca de que el país cambió.

P: ¿Por qué es tan central el tema del agua en Chile?

R: Chile es el único país del mundo que tiene privatizadas sus fuentes de agua desde el año 1981 y, desde el año 1998, la gestión de las aguas sanitarias. En Chile, el agua es un bien de capital, que genera plusvalías a sus tenedores y que en rigor es objeto de lucro, usura y exclusión.

Hoy día, el agua esta priorizada para la agricultura y minería. En un escenario de pandemia, es francamente criminal, más aún en territorios como el nuestro, donde la población que no tiene agua recibe por parte del estado solo 50 litros de agua en camiones aljibes.

"TERMINAR CON EL REINO DE SANTIAGO"

P: ¿Cuáles van a ser sus competencias específicas en torno al agua?

R: Es la primera vez en 200 años que democráticamente se escoge gobernadores en el país, lo que responde a la necesidad de descentralizarnos y de terminar con Santiago como reino, pero este proceso es un niño con dientes de leche, tiene funciones específicas y pocas competencias.

El gobernador no tiene competencias en el ámbito de obras publicas, pero sí iniciativa presupuestaria y, en materia de aguas, vamos a priorizar recursos para la mantención de los sistemas comunitarios de agua potable rural, para la agricultura familiar y para la recuperación de cuerpos de agua sobreotorgados.

Pero el gobernador no es solo una figura administrativa, sino que es un actor político relevante y vamos a ocupar toda nuestra vocería para que en la Constitución se consagre el agua como un derecho humano.

P: Valparaíso es una de las regiones más vulnerables de Chile, con enormes bolsas de pobreza, campamentos ilegales y altísimas tasas de desempleo, ¿cuáles van a ser sus prioridades?

R: Nuestras prioridades van a ir con las urgencias: vivienda, reactivación económica, agua, alimentación y grupos prioritarios y el orden de los factores no altera el producto.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.