"Actividades religiosas, esenciales en crisis de COVID-19": Bolsonaro

Brasilia, 26 Mar (Notimex).- El presidente Jair Bolsonaro emitió hoy un decreto en el que establece que las actividades religiosas y los juegos de lotería son actividades "esenciales" para el país, por lo que deben continuar pese a la crisis del COVID-19.

El decreto presidencial entró en vigor hoy mismo, sin necesidad de ser aprobado por el Congreso, por lo que desde hoy pueden funcionar las 12 mil 956 casas de lotería del país y todos los centros religiosos que permanecían cerrados, atendiendo a las restricciones de cuarentena.

Otros de los "servicios esenciales" que se enlistan en el decreto del presidente Bolsonaro son: generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, petróleo, actividades científicas o de laboratorio relacionadas con la pandemia, actividades médicas y bancarias.

En el decreto publicado en la Gaceta Oficial de la Unión se lee: "Las actividades religiosas de cualquier naturaleza se consideran esenciales, obedeciendo a las determinaciones del Ministerio de Salud", aunque se precisa que se debe "tratar" no congregar a demasiadas personas.

De acuerdo con la cadena de televisión brasileña Globo TV, el columnista brasileño Andreia Sadi aseguró que "los asesores del presidente Bolsonaro informaron que este decreto responde a una solicitud de diferentes organizaciones religiosas, entre ellas la católica y evangélica".

Sin embargo, de acuerdo con Globo, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil informó hoy que la intención de las iglesias es que sigan dictando misas vía remota, sin necesidad de congregar fieles.

Por su parte, la Federación Brasileña de Espiritistas informó que ha recomendado a sus centros seguir las recomendaciones de las organizaciones de salud y mantener las actividades de manera remota, a través de canales virtuales.

La medida presidencial se suma a los desencuentros que Bolsonaro ha tenido con gobernadores del país e incluso con los propios especialistas respecto a la epidemia de COVID-19.

El martes 24 de marzo, el ejecutivo criticó que los gobernadores hayan "impuesto" cuarentenas y aseguró que "la vida debía seguir" y que "no hay razón para cerrar las escuelas".

-Fin de nota-

 

NTX/I/AMC/ECA