Acreedores gubernamentales occidentales de Ucrania acuerdan congelar el servicio de la deuda

·2  min de lectura

PARÍS, 14 sep (Reuters) - Los acreedores gubernamentales occidentales de Ucrania concluyeron el miércoles un memorando de entendimiento sobre la suspensión prevista del servicio de la deuda, según informó el grupo.

El grupo, que incluye a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Japón y Reino Unido, dijo en julio que suspendería de forma coordinada el servicio de la deuda de Kiev hasta fines del 2023 y potencialmente durante un año más.

"Este memorando de entendimiento alivia las presiones de liquidez de Ucrania y permite a su gobierno aumentar el gasto social, sanitario y económico en respuesta a la guerra de agresión injustificada, no provocada e ilegal de Rusia", dijo el grupo en un comunicado emitido por el Ministerio de Finanzas de Francia.

El grupo pidió a otros acreedores bilaterales oficiales que también lleguen rápidamente a un acuerdo de suspensión del servicio de la deuda con Ucrania.

Con un déficit fiscal mensual de 5.000 millones de dólares, Ucrania depende en gran medida de la financiación exterior de sus aliados occidentales y de los prestamistas multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

"Al igual que nuestro apoyo presupuestario a Ucrania, que asciende a un total de 8.500 millones de dólares, el aplazamiento del servicio de la deuda es una forma más de que Estados Unidos apoye a Ucrania en su lucha contra la brutal guerra de Rusia", dijo la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, en un comunicado por separado.

El grupo de acreedores occidentales dijo que acoge con satisfacción las reformas que Ucrania está llevando a cabo para hacer frente a las consecuencias de la guerra y también el acuerdo de los tenedores de bonos y garantías para aplazar los pagos de la deuda durante dos años.

Los acreedores privados de Ucrania respaldaron en agosto su petición de congelar durante dos años los pagos de casi 20.000 millones de dólares en bonos internacionales, una medida que permitirá al país, devastado por la guerra, evitar un complicado impago de la deuda.

(Reporte de Leigh Thomas; editado en español por Carlos Serrano)