"Los Acosta de Monte Grande": buscan a una familia que pintó un graffiti en un sitio histórico de Mendoza

Pablo Mannino
·3  min de lectura

MENDOZA.- Con el mayor movimiento turístico de estas horas empieza a quedar en evidencia también el comportamiento de algunos visitantes foráneos y locales. Así, una vez más, la provincia del oeste argentino sufre vandalismo en lugares históricos, como la localidad de Picheuta, localidad de Uspallata, en medio de la montaña. En este caso se trata de una pintada sobre una gran roca, realizada durante el 2020, pero puesta en la luz pública en las últimas horas por personas que circulaban por el lugar.

"Los Acosta. Monte Grande. Sergio. Martín. May", reza la inscripción hecha con aerosol blanco durante el año pasado, según se observa en la fotografía que empezó a circular por las redes sociales, donde no se logra determinar con exactitud la fecha exacta de la marca.

La actitud de esta familia fue reprochada por los usuarios de Twitter, que viralizaron las imágenes, mientras en el gobierno local buscan determinar cómo dar con los responsables para que realicen la limpieza correspondiente. "Estamos haciendo un seguimiento del caso para intentar dar con la familia y tomar las medidas que correspondan", explicaron a LA NACION desde el Ministerio de Cultura y Turismo de la provincia.

WhatsApp dejará de funcionar el 8 de febrero si los usuarios no aceptan sus nuevas condiciones

"Familia "ACOSTA" de Monte Grande volvé a Mendoza y borra la cochinada que hiciste en el sitio Histórico Picheuta. Mendoza no se merece esas idioteces", fue uno de los mensajes de los indignados con el accionar de esa familia. "No importa en realidad de dónde son, ignorancia hay en todos lados. Esto tiene que terminarse. Hay que respetar los espacios naturales", posteó una mendocina en Twitter. "¿Quién sale de paseo con un aerosol? Qué necesidad de pintar rocas, sea donde sea", se preguntó una internauta.

Por este tipo de acciones, el Código de Contravenciones de la Provincia de Mendoza, conocido como Código de Faltas, estipula un castigo, que supone una multa de hasta 20.000 pesos, teniendo en cuenta el valor de 17 pesos de la Unidad Fiscal (UF). Así lo estipula el artículo 109 de la normativa.

"Protección de los bienes privados. El que, manchare, ensuciare, fijare carteles, dibujare cualquier anuncio, leyenda o expresiones de cualquier tipo en paredes, veredas, puertas, ventanas, toldos, cerramientos metálicos de casas particulares o de comercios o en automóviles estacionados en la vía pública, siempre que el hecho no constituya delito, será sancionado con multa desde novecientas (900) U.F. hasta un mil doscientas (1.200) U.F. o arresto desde nueve (9) días hasta doce (12) días y trabajo comunitario de diez (10) días", dice la norma

No es la primera vez que ocurre este tipo de accionar en "la tierra del sol, del buen vino y del conocimiento". También, varios mendocinos ya han tenido que dar respuestas en otras jurisdicciones frente a su irresponsabilidad durante alguna visita. Pasó en febrero del 2019 con la familia Bazán que dejó una gran inscripción en un puente en La Carolina, en San Luis. A los pocos días, no solo pidieron perdón sino que se comprometieron a reparar el daño. Finalmente, un grupo de puntanos beneficiarios de planes sociales, se adelantaron a la llegada de la familia y decidieron limpiar todo.

También, a comienzos del 2020 se produjo otro lamentable episodio en el paredón del dique de El Nihuil, donde la familia Villegas de Fray Luis Beltrán decidió dejar su marca. Otra vez, la imagen causó indignación en las redes sociales y se viralizó de inmediato.

En octubre del año pasado, otro hecho de similares características provocó malestar en la provincia cuyana. Se trató de una familia grupo de personas que pintaron un grafiti en los paredones del dique Potrerillos, para promocionar un sitio web.