Los tres aciertos y dos errores de Chivas en su victoria sobre Atlas

Mauricio Gasca Bobadilla
·4  min de lectura

El Clásico Tapatío fue para Chivas, ya que doblegó 3-2 al Atlas en el Estadio Akron, en duelo correspondiente a la Jornada 14 del Torneo Guard1anes 2020, gracias a los tantos de Uriel Antuna, José Juan Macías e Isaác Brizuela, con lo que siguen en la lucha por un lugar en la Liguilla.

Aquí están los tres aciertos y dos errores del Guadalajara en el encuentro:

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

ACIERTOS

Proponer el ataque desde el inicio

El mayor acierto del Guadalajara fue apostar desde el principio por el ataque, ya que inmediatamente se fueron al frente buscando el gol, iniciando por Brizuela y Ricardo Angulo, quienes pedían el balón para poder alimentar al resto de sus compañeros.

Sumado a ello, el gran entendimiento que tuvieron también Alexis Vega, Uriel Antuna y José Juan Macías en el segundo tanto para bajar el ánimo de los rivales.

La decisión de Raúl Gudiño y el penal que detuvo

Cuando mejor jugaba el Rebaño, La Academia tuvo la oportunidad de igualar el marcador en una jugada donde el argentino Marcelo Correa se encontraba dentro del área, pero el cancerbero salió valientemente evitando su remate, además sin realizar ninguna falta, ya que probablemente eso buscaba el atacante. Al final, Antonio Briseño sacó la pelota de la raya y la buena decisión del portero evitaron que existiera una pena máxima que complicara todo.

Asimismo, ya más adelante, cuando se decretó la pena máxima de los visitantes, Gudiño se agrandó y detuvo el disparo del argentino Víctor Malcorra, aunque el segundo ya no pudo atajarlo.

Brizuela y su desgaste

A pesar de no desenvolverse en la posición que siempre lo ha hecho, El Conejito sigue siendo de los más constantes, pues no sólo busca iniciar el ataque sino que también ayuda continuamente a la defensa recuperando el balón.

Sumado a ello, cerró una buena noche poniendo el último gol en una jugada que él mismo inició, ya que le pasó la pelota a Dieter Villalpando y este se la regresó para poner el 3-1 momentáneo, es decir, el gol que al final significó la diferencia para lograr el triunfo tras el descuento de los Zorros.

ERRORES

Bajaron la intensidad y el rival descontó

Una vez iniciado el complemento, los pupilos de Víctor Manuel Vucetich bajaron totalmente la intensidad y ya no fueron tan frecuentes para irse al frente, tanto así que dejaron acercar a los Rojinegros, lo cual al final significó recortar el marcador.

Primero, el silbante Fernando Guerrero les marcó un penal a favor en una jugada donde José Vázquez ni siquiera tocó a Jairo Torres, aunque Malcorra no pudo descontar.

Ya más adelante, ahora sí el chileno Ignacio Jeraldino recortó el marcador en un polémico tanto, pues el esférico había salido desde la banda, y finalmente, otra pena máxima polémica, pero ahora si no falló Malcorra dejando todo 3-2.

El exceso de confianza y la baja de buscar el arco contrario casi les cuesta la victoria.

Cambios desacomodaron al equipo

El once del Rey Midas funcionó a la perfección, pero otra vez cometió el mismo pecado, renunciar al ataque y ceder la iniciativa, lo cual aprovecharon los hombres del argentino Diego Cocca.

Sumado a ello, de los cinco cambios que realizó el estratega rojiblanco, sólo Villalpando tuvo algo de respuesta, pues asistió al Conejo en el tercer gol.

El resto de nuevo no funcionó, Javier López y Ángel Zaldívar jugaron siete minutos del tiempo regular más el agregado, con La Chofis apenas tocando una pelota y El Chelo sin causar peligro, mientras Fernando Beltrán tampoco se pudo ver en un equipo que ya estaba totalmente desacomodado.

Gilberto Sepúlveda ingresó para hacer una línea de cinco, teniendo más trabajo que el resto ya que los Rojinegros se fueron con todo.

Sin duda alguna, Vucetich debe planear bien sus cambios, pues esta jugando con fuego.