Lo que nunca debes hacer si no quieres que el aceite de oliva se estropee por el calor

·4  min de lectura

El verano es tiempo de ensaladas. Llega el momento del año en que apetece tomar platos más frescos y ligeros y el aceite de oliva virgen extra, -el aliño por excelencia- comienza a hacerse omnipresente en mesas y cocinas. Es frecuente que lo tengamos siempre a mano para darle un toque a un plato o una ensalada o rematar un gazpacho o un salmorejo. Esto hace que, evidentemente, disfrutemos más de él, pero también puede suponer una amenaza para su integridad. Desde Palacio de Los Olivos, el aceite de oliva virgen extra de la variedad picual número 1 del 'ranking' mundial de aceites 'The EVOO World Ranking', dan un consejo básico si lo que queremos es disfrutar de este pilar de la dieta mediterránea en todo su esplendor.

En verano es esencial mantener siempre bien cerrada la botella de aceite. Foto: Getty Creative
En verano es esencial mantener siempre bien cerrada la botella de aceite. Foto: Getty Creative

"Tapa el envase cada vez que lo utilices. Ni siquiera dejes la botella, lata o aceitera abierta en la mesa o en la cocina. El contacto con el aire hace que comience un proceso de oxidación que deteriora aroma, sabor y micronutrientes del aceite, que hace que este pierda calidad y propiedades beneficiosas para la salud", recomiendan desde Palacio de Los Olivos. Es decir, que tenemos que evitar dejarlo destapado a toda costa, aunque lo estemos utilizando seguidamente. La amenaza no consiste únicamente en que pierda calidad, sino que, además, pueda adquirir sabores poco agradables. "Además, si no lo tapas, recordamos que el aceite se impregna fácilmente de los olores que lo rodean, por lo que, cuando estés cocinando, no dejes la botella abierta al lado de las cacerolas, sartenes u horno, y, si estás en la mesa, evita colocarlo al lado de velas aromáticas o ambientadores", añaden.

Aunque esta es una de las claves para que el aceite de oliva virgen extra se mantenga en óptimas condiciones durante el verano, no es la única. En Palacio de los Olivos aconsejan evitar el trasvase del líquido a otros envases. "El aceite de oliva de calidad se presenta en botellas oscuras u opacas, o latas, con el fin de mantenerlo tapado y alejado de la luz. El aceite se conservará mejor en este tipo de envase, pero si lo que te gusta y te parece más cómodo y bonito es trasvasarlo a aceiteras o envases de diseño transparentes, vierte en ellos solo la cantidad de aceite que creas que vas a consumir".

Si vamos a pasar el aceite a otro envase, mejor que no sea transparente. Foto: Getty Creative
Si vamos a pasar el aceite a otro envase, mejor que no sea transparente. Foto: Getty Creative

En Palacio de Los Olivos consideran importante limpiar bien estos envases, "para que no queden restos para la siguiente vez que se vaya a trasvasar el aceite." ¿La mejor opción? Apostar por aceiteras de acero inoxidable. En el caso de que se prefiera la aceitera transparente, "hay que asegurarse de que pueda taparse y almacenarse en un lugar oscuro y seco".

Esta recomendación de guardar el aceite de oliva en un lugar fresco y seco también es válida aunque el producto no se haya movido de su envase original. "Lo ideal es guardarlo en una despensa o armarito. Hay que evitar que haya humedad, "al tratarse de un olor que puede transmitirse al aceite, incluso estando cerrado el tapón".

La luz directa es enemiga del aceite de oliva. Foto: Getty Creative
La luz directa es enemiga del aceite de oliva. Foto: Getty Creative

Algo que no hay que hacer nunca es someter al aceite a cambios de temperatura bruscos. "No favorecen su conservación, al expandir y disminuir su volumen. Es mejor no guardarlo en la nevera aunque veamos que se haya podido calentar", comentan en Palacio de Los Olivos.

Si hemos seguido todos los consejos anteriores será posible disfrutar del aceite de oliva con todas sus cualidades intactas. Aún queda un último apunte: ¿caduca el aceite? Dicho de otra manera, ¿qué pasa si lo tomo después de la fecha que figura en el envase? "El aceite de oliva virgen extra no caduca, no va a estropearse nunca como para que sea dañino para nuestra salud y por eso no tiene fecha de caducidad, sino fecha de consumo preferente". Eso sí, al final el aceite de oliva no deja de ser un zumo de aceituna y, por muy bien que cuidemos el producto, es posible que vaya sufriendo un proceso paulatino de oxidación. Por ello, la mejor opción siempre es consumir el aceite de la cosecha del año. Aquí no sucede como con el vino: el aceite no mejora con el tiempo, por mucho que nos empeñemos.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.