Acciones tecnológicas, de ser las reinas de Wall Street a las grandes apestadas

·Colaboradora
·4  min de lectura
Las acciones tecnológicas incluidas en el índice Nasdaq están sufriendo un duro castigo este 2022. Foto: Getty Images.
Las acciones tecnológicas incluidas en el índice Nasdaq están sufriendo un duro castigo este 2022. Foto: Getty Images.
  • El índice tecnológico Nasdaq ha caído más de un 25% en lo que va de 2022

  • El cambio en el consumo tras superarse la pandemia impacta en su negocio

  • Las acciones de Amazon están un 38% por debajo de los máximos de noviembre

Si el inicio de 2022 va a dejar un recuerdo amargo entre los inversores, el de aquellos que han apostado por los valores de tecnología, comercio electrónico, software, hardware y empresas de streaming que tan buenos rendimientos dieron en 2020 y 2021, va a ser particularmente agrio.

Y es una evolución que perjudica a toda la Bolsa por el peso de este sector, que tiene que encontrar un punto medio al crecimiento exuberante de los años de la pandemia en los que han sido favorecidos por los patrones de consumo y una fuerte liquidez.

Ahora el consumo está cambiando y la liquidez va a drenarse. La decisión de la Reserva Federal y el mensaje sobre inflación y crecimiento, el impacto en la liquidez que ha aupado a empresas y start ups durante los años de dinero barato, el cambio en el consumo tras superarse los encierros de la pandemia y la inestabilidad geoestratégica, están borrando aceleradamente la luz del que hasta hace poco era un sector estrella en los mercados.

Los primeros días de mayo ha sido una de las más volátiles en muchos meses. Y por quinta semana consecutiva el índice Nasdaq cerró con pérdidas algo que no se veía en muchos años. Desde que el 19 de noviembre llegara a su pico y hasta el 6 de mayo el índice ha caído un 24.37%. Está oficialmente en un mercado bajista o bear market tras volatilizarse unos siete billones de dólares.

Microsoft ha perdido casi un 20% desde el pico de noviembre. De los llamados FAANG (Meta-Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Alphabet-Google) el fabricante del iPhone es de momento el valor que menos se ha dejado en Bolsa desde ese 19 de noviembre, un 2.04% aunque en lo que va de año ha perdido ya un 13.6%. Alphabet se ha dejado un 22.28% desde noviembre y Meta un 41%.

Primeras dificultades para Amazon

Los títulos de Amazon están un 37.6% por debajo de aquel día de noviembre. Es el gigante del comercio electrónico que se multiplicó durante la pandemia y ahora tiene que lidiar con la realidad de que a los consumidores también les gusta ir de compras y no solo que les lleven la mercancía a casa.

Amazon presentó fuertes pérdidas en el trimestre debido a factores extraordinarios (su participación en el fabricante de autos eléctricos Rivian) pero descontados estos su beneficios estuvieron por debajo de lo esperado.

La empresa, que ha crecido para ofrecer un servicio inmediato Prime, se ve ahora con costes elevados en una gran infraestructura para un mercado que se retrae ahora.

La influencia de Amazon sobre el resto

La suerte del gigante la sufren otras plataformas en el sector de de ventas electrónicas como Shopify, Wayfair, eBay o Etsy. Y en el mundo de las plataformas, la de streaming, Netflix ha caído un 73,34%. Las acciones de esta plataforma llegaron a cotizar a $700. El viernes cerraron a 180.97 y los despidos ya han empezado.

Pero la influencia de un valor como el de Amazon es tan grande que según datos de FactSet se extiende más allá de sus pares en comercio electrónico. En la primera semana de mayo sus pérdidas arrastraron el agregado de las presentadas entonces por las empresas del S&P 500. “Si las pérdidas de esta empresa se excluyeran la suma del crecimiento de ganancias habría mejorado un 10.1% en vez del 7.1%”, explican desde esta consultora.

El impacto de las tecnológicas, casi el 28% del S&P 500, que tanto aire dio a este índice en los últimos dos años actúa ahora como un peso que arrastra al índice. Los analistas se están cuestionando las elevadas valoraciones de estas compañías sobre todo las que tienen bajos beneficios o una estructura de costes muy elevadas.

Estas valoraciones están cayendo. Según datos de FactSet de la primera semana de mayo el ratio de precio/beneficios del S&P 500 cayó por debajo de 18 por primera vez desde el segundo trimestre de 2020 (el primero entero bajo los primeros meses de la pandemia).

Ahora está por ver dónde y cuándo se encuentra el suelo.

También te puede interesar:

VIDEO | ¿Los hologramas son el próximo Zoom?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.