Las acciones de Alphabet se hunden a pesar de las elevadas ganancias y dejan a Wall Street decepcionado

¿Pensaba que las acciones de Alphabet se dispararían tras un sólido informe de beneficios? Piénselo de nuevo. Bastó con que los ingresos de Google por computación en la nube se quedaran ligeramente por debajo de las expectativas para que la cotización de las acciones se desplomara.

Desde la perspectiva del inversor, está justificado: Microsoft ganó en computación en nube durante el tercer trimestre, lo que invita a preguntarse si Google está consiguiendo mantener el ritmo en el desarrollo de la inteligencia artificial - y si puede superar a su rival de toda la vida.

Entremos en los detalles de cómo fue el informe de resultados de Alphabet, hasta qué punto Google está perdiendo cuota de mercado frente a Microsoft y cuál fue la reacción del precio de las acciones.

Alphabet
Alphabet

 

Datos clave

 

- Los beneficios de Alphabet en el tercer trimestre fueron mejores de lo esperado en la mayoría de las previsiones de ingresos.

- Sin embargo, la computación en nube defraudó al gigante de las tecnologías, quedando Microsoft a la cabeza.

- La cotización de Google cayó un 9,5% como consecuencia.

Alphabet google acciones
Alphabet google acciones

 

¿Qué ocurrió con las ganancias de Alphabet?

 

A primera vista, los beneficios de Alphabet deberían haber sido un éxito. En el tercer trimestre, Google vio crecer sus ingresos un 11% con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 76.690 millones de dólares, por encima de la estimación de los analistas de 76.000 millones de dólares.

Los beneficios por acción llegaron a 1,55 dólares, por delante de las predicciones de los analistas, que los situaban en 1,46 dólares.

Los ingresos publicitarios se situaron en 59.600 millones de dólares, igual que las predicciones de Wall Street, y los ingresos publicitarios de YouTube alcanzaron los 8.000 millones de dólares, ligeramente por encima de los 7.800 millones previstos por los analistas.

CEO de Google, Sundar Pichai
CEO de Google, Sundar Pichai

"Estoy satisfecho con nuestros resultados financieros y el impulso de nuestros productos este trimestre, con innovaciones impulsadas por la IA a través de Search, YouTube, Cloud, nuestros dispositivos Pixel y más", dijo el CEO Sundar Pichai en la declaración de ganancias de la compañía.

La compañía recompró 15.800 millones de dólares en acciones ordinarias en el tercer trimestre y para el cuarto trimestre, las estimaciones de consenso se sitúan en 84.900 millones de dólares con un beneficio de 1,63 dólares por acción para el conglomerado Big Tech.

Alphabet, Google, Inversiones
Alphabet, Google, Inversiones


Google pierde cuota de mercado frente a Microsoft


Pero hubo una mosca en la sopa: la computación en nube. Google Cloud obtuvo unos ingresos de 8.400 millones de dólares en el tercer trimestre, pero se quedó por debajo de las expectativas de Wall Street de 8.600 millones.

Google estaba claramente preparado para las preguntas sobre el tema. La directora financiera Ruth Porat declaró en la presentación a los inversores que, aunque el crecimiento de la nube "siguió siendo fuerte en todas las geografías, industrias y productos", el resultado de los ingresos de Google Cloud reflejó "el impacto de los esfuerzos de optimización de los clientes". Eso es jerga corporativa para decir "nuestros clientes están gastando menos".

Esa explicación parece un poco "meh" cuando se mira en comparación a Microsoft, que también publicó ayer sus resultados de ganancias.

Microsoft
Microsoft

El negocio de computación en nube Azure de Microsoft creció un 28% en moneda constante en el tercer trimestre, con un aumento de los ingresos del 24% hasta 31.800 millones de dólares. Esta cifra está muy por encima de las estimaciones del sector y de las propias previsiones de Microsoft.

La empresa también reveló cuánto ha contribuido la inteligencia artificial a su división de computación en nube, afirmando que la IA supuso tres puntos porcentuales del crecimiento global del 28% de Azure con respecto al mismo periodo del año anterior.

En cambio, Google no hizo lo mismo, y con sólo un 22% de crecimiento en comparación, ha dejado a los operadores preocupados por si Microsoft le está quitando cuota de mercado en el sector de la computación en nube.

Azure Microsoft
Azure Microsoft


Google realmente no necesita que Microsoft le coma cuota de mercado, dado que el negocio de este último ya es próspero en comparación con el primero.

El mayor actor en el mercado de la computación en nube es AWS, con alrededor del 32% de la cuota de mercado, con Microsoft en segundo lugar con un 22%. Google Cloud le sigue en tercer lugar con un 11%.

Ambas han mordido el polvo del dominio de AWS -la cuota de mercado de Amazon se situaba en el 34% el año pasado-, pero el hecho de que Microsoft se sitúe por delante coloca a Google en una posición vulnerable.

AWS
AWS


¿Cuál fue la reacción del mercado de acciones?


Es justo decir que las acciones de Google se hundieron debido al informe de resultados. El precio de las acciones del titán de las grandes tecnológicas cayó un 9,5% el miércoles, en una clara señal de que Wall Street demandaba más de los esfuerzos de computación en nube de la empresa de cara al futuro. Fue el peor día que han sufrido las acciones desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Por el contrario, las acciones de Microsoft subieron hasta un 3,9% durante las operaciones del miércoles en respuesta a unos ingresos por computación en nube mejores de lo esperado, y finalmente cerraron con un alza superior al 3%.

Las acciones de Google han subido un 37% desde principios de año, mientras que las de Microsoft se han revalorizado un 39%.

Wall Street
Wall Street


El balance final


A pesar de que el informe de resultados de Google superó las expectativas a primera vista, el crecimiento de la computación en nube fue un serio punto delicado para Wall Street. No ayudó a Google que los inversores pudieran hacer una comparación tan fácil con el informe de beneficios de Microsoft, publicado el mismo día.

El contraste entre las dos también muestra la inversión que cada empresa está haciendo en IA y lo bien que están utilizando la nueva tecnología.

Mientras que Microsoft va viento en popa y puede demostrar de forma tangible cómo la IA está añadiendo valor al negocio, Google se ha quedado rezagada, una vez más. Los inversores querrán ver una mejora notable en el futuro, y es probable que Google aprenda de este momento.

Nota publicada en Forbes US.