Accidente en Santa Fe: se cayó la mampostería de una escuela y le fracturó el cráneo a un bebé

·2  min de lectura
Un bebé se encuentra internado en grave tras desplomarse una mampostería en un colegio santafesino. Hospital Orlando Alassia
Google Maps

Un bebé de un año y medio sufrió graves heridas el martes por la tarde luego de que un pedazo de mampostería cayera sobre su cabeza en la puerta del Colegio Don Bosco, en Santa Fe. El menor se encuentra internado en el Hospital de Niños Orlando Alassia de esa ciudad, con una fractura de cráneo y luego de estar en estado delicado, el parte médico de este jueves indica una mejoría.

Fernanda Coronel, tía del pequeño, llamado Ariel, contó que él se encontraba con su padre cuando ocurrió el accidente. “El papá estaba esperando que la hermana [del nene] saliera de patín, en la puerta del colegio, y de golpe se desprende un pedazo de mampostería y cae sobre el cochecito [donde estaba el niño] y le da en la cabeza a Arielito, enseguida llamaron a urgencias y, como demoraba los terminó llevando un familiar hasta el Hospital de Niños”, declaró ayer al diario El Litoral.

En el hospital se determinó que el bebé había sufrido una fractura de cráneo. Coronel contó que tiene un coágulo en la cabeza por el golpe, pidió a la comunidad que ore por él y dijo: “Está respondiendo a los estímulos, los médicos lo trataron de manera inmediata, a medida que van pasando las horas vamos viendo cómo evoluciona”.

Si bien ayer el doctor Osvaldo González Carrillo, director del hospital, dijo hoy al medio local Aire de Santa Fe que se evaluaba con el área de neurocirugía operar al bebé, hoy desde ese centro de salud confirmaron que el niño mejoró durante la madrugada, que está estable, y que mañana le realizarán más estudios para corroborar un alta en los próximos días. Daiana, la mamá del niño, aclaró que Ariel no sufrió una descompensacion luego de ser golpeado por la mampostería, por lo que creen que la situación está controlada y no necesite una operación.

En el marco de la investigación de lo sucedido, la Municipalidad de Santa Fe notificó al colegio que se cerque la zona y realice “de manera inmediata” el mantenimiento de todas las partes del edificio con incidencia en el espacio público.

Al respecto, el cura párroco y director del Don Bosco, Adrián Botta, declaró ayer que no había habido indicios de que estuviera dañada la mampostería y que por la mañana habían comenzado a trabajar los albañiles para corroborar que no haya otro sector edilicio con peligro de derrumbe.

Además, Botta explicó que se comunicaron con la familia del bebé y que están trabajando en conjunto con la aseguradora de la escuela para hacerse cargo de los daños causados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.