Accidente del metro Ciudad de México se debió en parte a falta mantenimiento: tercera auditoría

·4  min de lectura
Imagen de archivo. Un paso elevado del metro de Ciudad de México se derrumbó parcialmente con vagones de tren en la estación de Olivos en mayo de 2021.

Por Dave Graham y Diego Oré

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El tercer informe de una auditora sobre el mortal accidente del metro de Ciudad de México del año pasado identificó por primera vez las deficiencias de mantenimiento como una causa principal del colapso del paso elevado de las vías, según una versión inédita del estudio vista por Reuters.

Un funcionario capitalino familiarizado con el documento confirmó la autenticidad del informe de la empresa noruega DNV, elaborado a instancias del gobierno de la ciudad, para determinar la causa del accidente ocurrido el 3 de mayo del 2021 que dejó 26 personas muertas.

Debía ser el último de los tres informes de la auditora desde el suceso en la Línea 12, y fue el primero en citar el mantenimiento como una causa principal, según una revisión de Reuters de los estudios publicados por la ciudad.

El diario español El País publicó el lunes los detalles del informe. Reuters no pudo establecer quién lo filtró y por qué razón.

El informe identifica lo que denomina cuatro "barreras" que, de haber existido, habrían evitado el colapso del paso elevado. Tres se referían al diseño, la construcción y el proceso de supervisión de las obras.

El último punto se refería al mantenimiento. En sus conclusiones, DNV dijo que no había recibido evidencias de que se hubieran realizado las inspecciones requeridas en la línea de metro.

Según el informe de DNV, el manual de mantenimiento de la Línea 12 estipula que las inspecciones de la estructura se realizan trimestral, semestral y anualmente, dependiendo de la antigüedad de los componentes.

"La falta en la realización de las inspecciones al tramo elevado y cumplir con los requerimientos de inspección del manual de mantenimiento es una causa raíz de la falla", afirma el informe final, que no especifica claramente quién es el responsable de realizarlas.

La causa del accidente es políticamente sensible porque la línea se construyó cuando el canciller Marcelo Ebrard era alcalde de la ciudad de 2006 a 2012, y se derrumbó a los dos años y medio del mandato de la actual alcaldesa, Claudia Sheinbaum.

Ambos están entre los principales aspirantes a convertirse en el próximo presidente de México cuando se celebren las elecciones en 2024, según las encuestas de opinión.

El informe aún no se ha hecho público porque la administración de Sheinbaum -que contrató a DNV- ha rechazado los resultados, argumentando que están sesgados y que la metodología fue defectuosa.

La funcionaria, quien entró a la alcaldía en diciembre de 2018, dijo en una conferencia de prensa el lunes que el informe final de DNV tenía un "sesgo político."

Para respaldar su reclamo, reiteró su afirmación de que la firma utilizó a un abogado con prejuicios contra el gobierno para ayudar a elaborar el informe, y dijo que DNV había filtrado los hallazgos, violando un acuerdo de confidencialidad.

La ciudad identificó previamente al abogado como Héctor Salomón Galindo, que ocupó puestos en el gobierno anterior. No fue posible contactarlo.

Sheinbaum también dijo el lunes que el mantenimiento de la línea no había sido un problema y que las bitácoras de inspección eran públicos.

La semana pasada, DNV defendió en un comunicado sus conclusiones y su metodología, y respondió a las afirmaciones de Sheinbaum sobre el abogado diciendo que el informe se elaboró sin la participación de nadie con conflicto de intereses.

DNV no respondió a una solicitud de comentarios el lunes. Tampoco respondió a las repetidas solicitudes de comentarios sobre los detalles del estudio filtrado o sobre por qué los problemas de mantenimiento no fueron señalados en los informes anteriores hechos públicos por la ciudad.

Sheinbaum, que la semana pasada calificó el informe de "deficiente, mal ejecutado, con problemas técnicos, tendencioso y falso", dijo que la ciudad estaba en proceso de rescindir el contrato de DNV y presentar una demanda contra la empresa, porque se había desviado de la metodología acordada en su contrato.

Al pedírsele que comentara las conclusiones del informe filtrado antes de la conferencia de prensa del lunes, la oficina de la alcaldesa dijo que en la sesión informativa se expondría la posición de la ciudad.

La secretaría de Ebrard dijo que no tenía comentarios sobre los informes de los medios de comunicación. La oficina de su sucesor como alcalde, Miguel Mancera, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Aunque el informe se hizo público esta semana, la copia vista por Reuters estaba fechada el 28 de octubre. Reuters no pudo comprobar si fue revisado posteriormente.

(Reporte adicional de Cassandra Garrison y Daina Beth Solomon; editado por Stephen Eisenhammer y Howard Goller)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.