La "acción humana" detrás de la mayoría de los incendios en Portugal

·4  min de lectura

Lisboa, 24 jul (EFE).- La práctica totalidad de los incendios que han arrasado Portugal este año responden a la "acción humana", detalla en una entrevista con Efe la secretaria de Estado de Protección Civil, Patrícia Gaspar, que apunta la relación del cambio climático con la ola de fuegos que ha castigado el sur de Europa.

Gaspar estima que casi el 100 % de los incendios registrados en el país desde enero son resultado de la actividad del ser humano: "Nacen de la interacción del hombre con el bosque, sea por una razón intencional o por comportamientos negligentes como el uso de máquinas o determinadas herramientas en el bosque o una colilla que sale de la ventana de un coche".

Las causas naturales no llegan al 3 %, explica Gaspar, quien advierte de que si no hay un cambio de comportamiento ciudadano "el sistema nunca va a cambiar".

Desde enero se han registrado más de 6.700 incendios que han quemado 56.000 hectáreas (más del doble que en todo el año pasado) en el país y la policía ha detenido a más de 50 personas.

Pero ha sido en julio cuando se han producido los peores incendios, en medio de la ola de calor "más intensa, con mayor duración y extensión especial" desde 1941, según el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA).

La zona más afectada ha sido el distrito de Vila Real, en el norte de Portugal, donde se han calcinado cerca de 20.000 hectáreas.

INFLUENCIA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Con los datos sobre la mesa, la secretaria de Estado afirma que el cambio climático "no es el responsable" de los incendios, pero sí tiene "una relación directa con la complejidad que los incendios pueden ganar cuando ocurren".

"Ya nadie tiene dudas del cambio climático. Sabemos que vamos a tener cada vez más probabilidades de tener olas más frecuentes, con temperaturas más altas, y una tendencia a que los periodos de sequía se prolonguen en el tiempo y en el espacio", explica.

"Todas las condiciones crean, como decimos en Portugal, un barril de pólvora, es decir, cualquier pequeña emisión o foco de incendio en un bosque, por más ordenada y bien gestionada que esté, va obligatoriamente a crear condiciones para que un gran incendio se desarrolle", subraya Gaspar.

2017, EL AÑO DEL CAMBIO

Portugal cambió el enfoque del problema tras los graves incendios de 2017 que arrasaron medio millón de hectáreas y dejaron 66 víctimas.

Se creó el Plan Nacional de Gestión Integrada de Fuegos Rurales 20-30 basado en cuatro pilares: modificar comportamientos, gestión eficiente del riesgo, valorización y cuidado de los bosques, con atención a la despoblación del interior.

"A partir del momento en el que las personas salieron del mundo rural para un mundo más urbano tuvimos un claro problema de desertificación, y eso tiene también un impacto en la gestión forestal y en la forma en cómo tenemos nuestro territorio organizado en estas zonas", explica.

BOMBEROS VOLUNTARIOS

Para combatir los incendios existe un dispositivo formado por 13.000 efectivos, entre 4.000 y 5.000 son bomberos - el 85 % voluntarios y el 15 % profesionales-, cifra que la funcionaria lusa considera "suficiente".

Los bomberos voluntarios reciben "la misma formación" básica que los profesionales y una compensación que puede llegar hasta un máximo de 61 euros diarios. ¿Es suficiente?

"Creemos que no es suficiente y queremos que este valor aumente. En los últimos cinco años ha aumentado y nuestra intención es que en los próximos tiempos el valor pueda ir siempre creciendo", apunta Gaspar.

"Los bomberos saben y son conscientes de que no estamos aún en la situación ideal en lo que respecta a lo que son las compensaciones dadas, pero también reconocen el esfuerzo que se ha venido haciendo", añade.

A nivel de acción "se puede mejorar mucho" y en los últimos años se ha incorporado más conocimiento científico. "Estamos en un proceso que nunca va a tener fin y es de constante adaptación", reconoce.

En balance, durante este año, el 90 % de los incendios se resolvieron en los primeros 90 minutos, "una prueba demostrativa de que el operativo funciona".

¿Se necesitan más medios? "La respuesta no pasa por traer más medios al sistema, pasa por trabajar en la prevención, preparación y reducción del número de ocurrencias", zanja.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.