El acceso a trasplantes para niños con cáncer, obligación de Estado para Ecuador

Agencia EFE
·4  min de lectura

Madrid, 7 nov (EFE).- Facilitar el acceso a trasplantes para niños con cáncer es una prioridad para Ecuador, ya que la sanidad pública del país no tiene capacidad para ello, y más en un momento como la actual, cuando la pandemia de coronavirus ha apartado a muchos pacientes de sus tratamientos, con lo que la enfermedad empeora y el trasplante es el único recurso para su supervivencia.

"Tengo que garantizar que esa niñez pueda salir y acceder al trasplante, esa es la obligación del Estado", afirmó este sábado la vicepresidenta de Ecuacor, María Alejandra Muñoz, que en una entrevista con Efe explicó que ese es el motivo de su visita en España.

Muñoz, que ejerce como vicepresidenta desde el pasado mes de julio, tiene como tarea delegada por el presidente Lenín Moreno desacelerar los daños del coronavirus en el tejido social, y uno de los ejes es la infancia con enfermedades catastróficas.

NO PODEMOS SOLOS

Durante esta pandemia del covid-19, en Ecuador dejaron de hacerse tratamientos a niños con enfermedades catastróficas (graves), con el consiguiente retroceso en su evolución.

"Si antes tenía un cáncer que podía tratarse y podía remitir dentro de un tratamiento normal, a día de hoy puede ser un candidato a trasplante porque no encuentra remisión", afirma Muñoz, y advierte de que esto es más complicado, puesto que en Ecuador no hay hospitales pediátricos públicos con capacidad para hacerlos.

"Ecuador, por sus limitaciones como país de renta media, pues necesita hoy pedir ayuda. Uno de los aprendizajes del covid es que no podemos solos, y como no podemos solos, venimos y venimos al más alto nivel", declara la vicepresidenta ecuatoriana.

En Ecuador hay 23.000 niños con enfermedades catastróficas, de los que 16.000 tienen cáncer y el 70 % de ellos leucemia, muchos con necesidad de trasplante.

El 70 % de ellos viene a España a hacerse el tratamiento, derivados por el Ministerio de Salud Pública, y el 42 % se concentra en la Clínica Universidad de Navarra, según Muñoz.

EL COVID NO SE VA Y EL CÁNCER NO SE DETIENE

En esta realidad se enmarca el viaje de la vicepresidenta a España, donde durante tres días desarrolló una agenda que incluyó el acuerdo para la firma de un convenio entre el Gobierno de Ecuador y la Clínica Universidad de Navarra, un centro privado referente en el tratamiento del cáncer, que se firmará en el país latinoamericano dentro de tres semanas.

Ese convenio permitirá derivar de manera rápida a los pacientes para trasplantes; becas para médicos y enfermeras; y asistencia a la investigación científica, entre otras cuestiones.

Además, puso las bases para otro convenio con el Hospital La Paz de Madrid, uno de los más importantes de la sanidad pública española.

"El covid no se va , no se ha ido, y el cáncer no se detiene", afirma Muñoz, quien advierte que se ha producido una falta de acceso a los tratamientos, "y un tratamiento oncológico que se paraliza, tienen un pronóstico distinto al inicial, ya en términos de supervivencia".

TENER UNA ESPERANZA

Con ese nuevo convenio que se va a firmar con la Clínica Universidad de Navarra, los niños que están a la espera de una derivación y que por motivos económicos no pudieran tener acceso, "van a tener una esperanza", según la vicepresidenta ecuatoriana.

Es una situación que ya han vivido decenas de niños y adolescentes ecuatorianos en los últimos años, como Chiara, una niña con doble trasplante que está en Navarra con su madre, que necesita quedarse más tiempo y a la que ayer visitó la vicepresidenta y conoció la situación de esa familia, que tiene en Ecuador otros dos hijos.

Otro ejemplo es Ahinara, una pequeña a la que están tratando con una terapia de protones, que permite atacar el cáncer con mayor precisión, sin hacer daño a otros órganos y al que ha respondido "muy, muy bien", según la vicepresidenta ecuatoriana, que hoy la visitó en el centro donde la tratan.

A este horizonte esperanzador se suman desde esta semana los dos jóvenes que acompañaron a Muñoz en este viaje, uno con sarcoma y otro con cáncer renal avanzado, que serán tratados en la Clínica Universidad de Navarra.

"Ha sido un proceso largo, hemos tenido que generar todas las aprobaciones propias, con la dificultad de la pandemia, con la dificultad de los recursos y e ha logrado que puedan venir", se felicita la vicepresidenta ecuatoriana.

Hoy es su ultimo día de trabajo en España, mañana domingo Muñoz se trasladará a Italia, donde visitará también El Vaticano, y finalizará su primera gira internacional en La Haya.

Por Antonia Méndez Ardila

(c) Agencia EFE