Academia Mexicana de la Lengua condena persecución de Sergio Ramírez

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 11 (EL UNIVERSAL).- La Academia Mexicana de la Lengua condenó "de manera enérgica" las amenazas de que ha sido objeto el escritor nicaragüense Sergio Ramírez y manifestaron su "repudio por éste y por cualquier otro acto que afecte los derechos humanos".

A través de una carta, los miembros de la Academia, como Margit Frenk, Gonzalo Celorio, Margo Glantz, Vicente Quirarte, Julieta Fierro, Felipe Garrido, Adolfo Castañón, Diego Valadés, Concepción Company, Eduardo Matos Moctezuma, Ascensión Hernández, Carlos Prieto, Hugo Hiriart, Roger Bartra, Silvia Molina, Jorge Ruiz Dueñas, Rodrigo Martínez Baracs, entre otros, explicaron que con "verdadera indignación" se enteraron de las acusaciones en contra del Premio Cervantes 2017.

El pasado miércoles, la fiscalía de Nicaragua acusó a Ramírez de "lavado de dinero, bienes y activos; menoscabo a la integridad nacional, y provocación, proposición y conspiración".

La acusación contra Ramírez surge casi tres meses después de que la fiscalía lo citara para entrevistarlo sobre el supuesto caso de "lavado de dinero" contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, una ONG que brindaba apoyo técnico al periodismo y que era dirigida por Cristiana Chamorro, precandidata presidencial que hoy está arrestada.

Ante ello, la Academia Mexicana de la Lengua informó que se enteró, con verdadera indignación, de las acusaciones que se le imputan Ramírez, miembro correspondiente de esta corporación en Managua, "por realizar actos que fomentan e incitan al odio y a la violencia".

"La opinión pública internacional está enterada de la persecución sistemática del gobierno nicaragüense en contra de sus opositores, apoyado en una legislación represiva, opuesta al sistema interamericano de derechos humanos", se lee en el documento difundido en la página oficial de la institución.

"El Estado de derecho sufre una afrenta en el caso de un intelectual a quien se pretende privar de la libertad. La respuesta de don Sergio ha sido clara, señalando que no lo callarán. A su voz sumamos la nuestra, en defensa de las libertades y de la dignidad de las personas", añaden los miembros de la Academia.

En entrevista para la BBC, Ramírez explicó que el gran detonante de esta situación es la publicación de su novela "Tongolele no sabía bailar", que retrata la represión brutal de 2018; obra que recientemente fue "retenida" en Managua.

"Era la primera vez en mi vida que un libro mío era prohibido en Nicaragua. Bajo Somoza mis libros nunca fueron prohibidos. Empezamos a ver con la editorial cuál era la situación. En esas estábamos cuando viene la orden de prisión. Entonces yo veo que las dos cosas están relacionadas. Es decir, la represión es contra mí, como autor, como escritor. No como dirigente político que no soy", dijo.

En 2018 se llevaron a cabo una serie de protestas de 2018 en Nicaragua en contra de las reformas al sistema de seguro social.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.