Abusos: Lorenzo dejó cuatro cartas antes de suicidarse y se declaró un "preso mediático"

María José Lucesole

LA PLATA.- Eduardo Lorenzo dejó cuatro cartas firmadas de su puño y letra antes de quitarse la vida. No reconoció los abusos de menores que se le imputaron. En los escritos se declaró un preso mediático.

El sacerdote acusado de corrupción de menores tituló una de las misivas "Nota de despedida", e insistió con su inocencia. El texto es sometido a pericias por parte de la Justicia, que podría archivar la causa y dar por extinta la acción.

Fuentes judiciales confirmaron a LA NACION que el sacerdote sepultado este mediodía en el panteón eclesiástico de esta capital escribió cuatro misivas donde nunca reconoció los delitos de abuso sexual que se le imputaron.

La jueza Marcela Gramendia había pedido la prisión de Lorenzo el lunes último al dar por acreditados al menos tres abusos de menores de entre 15 y 16 años, con acceso carnal, al menos a uno de ellos.

Lorenzo permanecía entonces en una sede de Cáritas en el centro de esta capital. A criterio de la querella estaba allí por orden del Arzobispado de La Plata. Este arzobispado informó el lunes que Lorenzo "se quitó la vida después de largos meses de tensión y sufrimiento".