Abuso sexual y violencia doméstica son “una pandemia antes de la COVID-19″, indicó líder hispana de la organización Nuevo Sendero

Ingrid Cotto, Orlando Sentinel
·6  min de lectura

La organización Nuevo Sendero hizo un llamado a la comunidad hispana para que se unan a su lucha contra el abuso sexual, la violencia doméstica y el hostigamiento, una problemática que está aumentando en medio de la crisis por la COVID-19, advirtió Diana Mejía, fundadora de la entidad.

El grupo anunció su Séptima Conferencia Anual contra la Violencia Sexual el 30 de abril de 10 a.m. a 4 p.m. a través de la plataforma virtual Zoom. El evento es totalmente gratis.

“La violencia sexual era una pandemia antes de la COVID-19″, puntualizó Mejía e indicó que el abuso sexual ha aumentado “en muchas de nuestra comunidades latinas”, dijo Mejía quien funge como directora ejecutiva de Nuevo Sendero.

En entrevista con El Sentinel Orlando Mejía, sobreviviente de violencia doméstica, indicó que creó la entidad hace 13 años porque vio la necesidad de servicios en español para combatir, prevenir y ayudar a liberar a quienes permanecen en el círculo del abuso. “Son hombres, mujeres y niños”, resaltó Mejía consejera clínica-pastoral.

La agenda del foro bajo el lema “Conciencia y Empatía” invitados no ha sido finalizada, pero Mejía adelantó que invitaron a Raúl Pino, director del departamento de salud del Condado de Orange “porque se trata de la salud física y emocional que afecta a las familias que sufren de violencia sexual”, explicó.

“Es un asunto de diferentes facetas. Realmente impacta de forma legal porque se requiere asistencia legal, impacta también en la trayectoria de la crianza porque los niños que viven el ciclo de la violencia doméstica, de la violencia sexual aprenden esta conducta y más tarde se convierten en agresores”, indicó Mejía.

Mejía quien ha dedicado 13 años a brindar educación en español y “sanidad a las familias que sufren de violencia domestica y abuso sexual”, expresó preocupación por un alza en los casos de acoso sexual a través del internet al igual que el acoso cibernético (cyber bullying), a medida que el mundo y las escuelas se mueven a la vida digital a causa de la pandemia.

Ese tipo de abuso forma parte del círculo de violencia, destacó la líder social.

Una de cada cinco mujeres, y uno de cada 71 hombres serán víctimas de violencia sexual en algún punto de sus vidas, según estadísticas de El Centro Nacional de Recursos sobre Violencia Sexual (NSVRC, siglas en inglés).

Luz María Martínez Rivera, funcionaria del Departamento de Salud del Condado de Orange quien ha colaborado con Nuevos Senderos por una década compartió su testimonio como “sobreviviente de abuso sexual y luego de violencia doméstica”, relató Martínez Rivera en un aparte con El Sentinel Orlando.

“Desde muy temprana edad a las edad de cinco o seis años he sabido lo que es el abuso sexual... También he tenido dificultades en cuanto a abuso sexual en la adolescencia”, indicó Martínez Rivera.

Ese patrón continuó en la adultez, escalando a “abusos de la violencia doméstica porque yo no sabía otra cosa. Yo no sabía cómo defenderme”, admitió Martínez Rivera. “Los abusos que sufrí me llevaron a ser sumisa sin entender lo que significaba ser sumisa en una relación”, dijo.

“En los últimos 20 años he podido salir de ese ciclo. Aunque uno entra en el ciclo sin darse cuenta muchas veces, pero la continua enseñanza y la continua educación es lo que nos ayuda a nosotros”, señaló Martínez Rivera.

Acotó la necesidad de mentoría y programas de apoyo de Nuevo Sendero para víctimas que deseen salir del ciclo de la violencia. “Es una situación donde uno puede crear ciertas acciones y ciertas adicciones y esos círculos que pasan en la vida de uno, es algo que tú solo no puedes librar”, señaló e instó a personas en el ciclo del abuso a “conectar con nosotros. ¿Por qué? Porque tenemos mucha información, mucha educación para poder darle a aquellas mujeres, a aquellos hombres que han pasado por la violencia doméstica y el abuso sexual”, declaró Martínez Rivera.

“Desde la ayuda de diferentes personas que puedan ayudarte a crecer en capacidad de conocimiento para que puedas entonces alcanzar una vida mejor”, señaló Martínez Rivera.

El anuncio durante una conferencia de prensa al mediodía del martes tuvo el apoyo de líderes como Maribel Gómez Cordero comisionada por el distrito 4 del Condado de Orange. “Siempre estoy apoyando a las mujeres víctimas de violencia doméstica y de abuso sexual. Yo siempre las voy a apoyar. Eso es un problema en nuestra sociedad que tenemos que unirnos y ayudarnos el uno al otro para poder traer concientización al pueblo de que este problema está y que estamos aquí para atenderlo”, indicó Gómez Cordero, quien forma parte de la junta directiva de Nuevo Sendero y además labora como consejera mental.

Asimismo, Olga Castaño, comisionada de Kissimmee; Milton Valderrama, representante de Colombia nos une en el Consulado General de Colombia en Orlando y Gary Berríos, representante regional de la Oficina del Senador Rick Scott, dijeron presente al encuentro de medios.

La idea es propiciar el “diálogo y planificación estratégica, para eficientizar la lucha contra la violencia, hostigamiento y el abuso sexual”, declaró Matti Frías, miembro de Nuevo Sendero y presidenta de HAPBWA.

La Séptima Conferencia Anual contra la Violencia Sexual el 30 de abril culmina el Mes de la Concientización sobre la agresión sexual que se observa en abril.

Durante esa marco, Nuevo Sendero realizó un conversatorio con líideres de Florida Central en las instalaciones del Consulado de México de Orlando. Esa jornada afianzó alianzas con figuras como Juan Sabines, cónsul de México; Claudia Bustamante, cónsul de Colombia, Ilia Torres, asistente especial del alcalde del Condado de Orange y Luis M. Martínez-Alicea, director de asuntos multiculturales de la Ciudad de Orlando. “Discutimos como nuestra comunidad, cómo nosotros los líderes en nuestra comunidad podemos trabajar juntos para crear conciencia entre los hispanos sobre este flagelo sobre la violencia doméstica”, declaró Martínez, vía telefónica.

Marínez Alicea indicó que “este mal social es un enemigo silencioso” que también afecta a la comunidad LGBTQ+, una de las temáticas que se abordaron en el encuentro en el Consulado de México a principios de abrol. “Eso es algo que hay que abordarlo también porque la violencia doméstica no mira ni género ni raza ni identidad sexual ni nada esto. Nos afecta a todos”, resaltó.

Entidades como Ser Colombia y Unidos por Ecuador están respaldando el compromiso social de Nuevo Sendero de brindar apoyo integral a las sobrevivientes de violencia doméstica y abuso sexual. “De eso se trata de brindar educación y que juntos podamos transformar una comunidad donde todos vivamos en el oasis que todos deseamos vivir en la ciudad de Orlando, libre de violencia”, concluyó Mejía.

Para más información llama al 407-332-6200 o visita la página nuevosendero.org.

También puedes llamar a la línea de Abuso de Florida 1-800-622-2873.

*Ingrid Cotto es reportera de el Sentinel Orlando. Para contactarla escribe a icotto@orlandosentinel.com.