Abusador doméstico de Miami disparó a su ex en la cara alegando defensa propia. Ahora irá a prisión 35 años

·3  min de lectura

Una relación tóxica y tormentosa acabó con el encuentro de Sean Barnes y su ex novia, Brooke Tuchinksy, en una cafetería de North Miami en agosto de 2013. Discutieron. Ella se alejó hacia el baño.

Barnes la siguió, le disparó en la cara y luego alegó defensa propia, aunque ella estaba desarmada.

Un jurado rechazó su argumento de defensa propia en octubre, y el lunes, un juez de Miami-Dade condenó a Barnes a 35 años de prisión, más 20 años de libertad condicional cuando sea liberado. La bala le rozó el cerebro.

“Fue solo el destino, la Providencia, la suerte de que usted no matara a la señorita Tuchinksy. Porque lo intentó”, dijo el juez de circuito Miguel De la O durante la audiencia de sentencia el lunes.

La sentencia puso fin a una larga saga legal para Barnes, que lleva casi una década a la espera de juicio por un cargo de intento de asesinato con arma de fuego. Buscaba la libertad al amparo de la ley “Stand Your Ground” de la Florida, que ha sido criticada por fomentar la justicia de gatillo fácil y dar a los asesinos una forma de evitar los cargos de asesinato.

La ley eliminaba el deber de un ciudadano de retirarse antes de recurrir al uso de la fuerza letal.

Él y Tuchinksy tuvieron una relación empañada por acusaciones mutuas de abuso doméstico. El lunes, Tuchinksy recordó que Barnes irrumpió en su casa, la atacó y la amenazó.

“Muchas víctimas no tienen la oportunidad de hablar porque no logran superar el abuso”, dijo al juez. “A mí me tocó de cerca”.

El juez de circuito de Miami-Dade Miguel de la O, en esta foto de 2015, condenó a Sean Barnes a 35 años de prisión por intento de asesinato.
El juez de circuito de Miami-Dade Miguel de la O, en esta foto de 2015, condenó a Sean Barnes a 35 años de prisión por intento de asesinato.

Los hechos ocurrieron en el Denny’s de Biscayne Boulevard y NE 121 Street, donde los dos se reunieron. Barnes afirmó que Tuchinsky había enviado un montón de mensajes de texto, usando insultos raciales contra él, mientras insistía en que se reunieran para responder a las preguntas para “cerrar realmente”.

En Denny’s, se enzarzaron en una acalorada discusión dentro del restaurante y tuvieron que ser separados por los empleados. Ella se fue al baño mientras Barnes se quedó comiendo en la mesa.

Pero entonces él la siguió dentro del baño y le disparó en la mandíbula. Barnes, que testificó en el juicio, afirmó más tarde que la vio tomar su bolso y sacar un “objeto brillante” que creyó que era algún tipo de arma. Los jurados no se lo creyeron, aunque no consideraron que hubiera actuado con premeditación.

“Se las arregló para dispararle en la cara con una .45 y ella se las arregló para caminar, arrastrarse fuera del baño con vida”, dijo la fiscal estatal adjunta de Miami-Dade, Amy Drever. “Fue solo su suerte en el lugar donde le disparó en la cara, no entró en su cerebro”.

Barnes declinó hablar en la sentencia del lunes.

El estado pidió cadena perpetua. Su abogado defensor, Fallon Zirpoli, pidió 25 años —la sentencia mínima obligatoria según la ley de la Florida— diciendo que todavía podía contribuir a la sociedad, como lo demuestra su comportamiento en la cárcel desde su detención.

“Era, a todos los efectos, un recluso modelo”, dijo Zirpoli.

El juez De la O no se mostró partidario de una condena más benigna, pero tampoco creyó que mereciera la máxima. Barnes podría ser liberado cuando tenga unos 70 años, dijo el juez.

“No estaba necesariamente convencido de que fuera allí a asesinar a la señora Tuchinsky. Algo pasó en la mesa. Algo lo hizo estallar”, dijo el juez. “Claramente injustificado. Pero no creo que haya ido allí con la intención de asesinarla. Si lo creyera, lo habría condenado a cadena perpetua. Tiene la oportunidad de salir. Le quedará algún tipo de vida. Dependerá de usted lo que haga con ella”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.