Abusó de una joven en un avión frente a su esposa y así se defiende

Hay maneras de defender a los acusados que llaman la atención por la falta de respeto a sus víctimas. El ciudadano de origen indio residente temporalmente en EEUU, Prabhu Ramamoorthy (35), debió saber el riesgo que corría cuando tomó la decisión de desabrochar la blusa y luego el pantalón de una joven de 22 años que estaba dormida a su lado durante un vuelo de Spirit Airlines.

Los hechos, que fueron probados y confesados por el propio Ramamoorthy en una vista rápida celebrada poco después de lo ocurrido hace ya siete meses, sucedieron mientras la joven estaba sentada en la ventana, él en medio y su esposa en el lado del pasillo, durante un vuelo con origen en Las Vegas y destino Detroit. Allí vivía la pareja gracias a una visa de trabajo con la que el acusado de abuso sexual trabajaba como ingeniero informático.

Ahora no tiene ni trabajo, ni libertad y se enfrenta a la posibilidad de una pena de cadena perpetua que se determinará cuando el juicio se celebre en diciembre. Mientras tanto, el abogado defensor, James Amberg, utilizó una técnica disuasoria que de poco ayudará a su cliente. Después de confesar en su declaración que desabrochó la blusa y el pantalón de la joven, y que tocó sus partes íntimas mientras ésta dormía, Ramamoorthy dice ahora que aquellas cosas que dijo en su momento fueron “inadmisibles” y que su declaración inicial fue incongruente.

Según el Washington Post, Amberg fue más allá y nombró una película india de 2015, ‘Visaranai’ para defender a su cliente.. Afirmó que la película trata del sistema en la India y que tras verla le dio la impresión de que “policías corruptos” torturan a los convictos para que se auto incriminen en determinados casos. Básicamente, el abogado dio a entender que Ramamoorthy fue forzado a reconocer algo que no había hecho después de haber confesado que sí lo hizo.

Si es culpable o no de abusar de una joven durante un vuelo a Detroit será algo que deberá determinar el juez federal del distrito Terrence Berg. Y será en ese momento cuando como mínimo sea deportado y como máximo cumpla una condena de cadena perpetua en EEUU.

El fiscal federal, Matthew Schneider, por su parte, fue categórico con el caso en un comunicado.

“No toleraremos el comportamiento de nadie que se aproveche de las víctimas que se encuentran en una posición vulnerable. Agradecemos a la víctima en este caso por su coraje al hablar”, afirmó.

La víctima explicó que estaba sentada en un asiento junto a la ventana al lado de Ramamoorthy, cuya esposa estaba en el asiento del pasillo. La chica señaló que se había quedado dormida y que al despertar descubrió una mano en sus pantalones desabrochados y su camisa abierta. Tras alertar a una azafata, las autoridades ya estaban esperando al pasajero cuando el avión aterrizó y fue llevado a dependencias policiales.

Aún le restan unos meses para preparar su defensa y según publican varios diarios estadounidenses, las posibilidades de cumplir una pena en EEUU son muy elevadas.